top of page
Buscar

Billie Eilish, nuevo ícono juvenil del pop

Actualizado: 20 may 2020


A sus 18 años de edad, esta joven estadounidense se ha coronado como una de las personalidades más exitosas y prometedoras de la industria musical actual. Y es que, en la reciente entrega de los Premios Grammy 2020, triunfó en las cuatro categorías más importantes: Mejor artista nuevo, Canción del año, Álbum del año y Grabación del año, por su último trabajo, el disco When we fall asleep, where do we go? y el sencillo Bad guy, incluido en el mismo. Además, se llevó el reconocimiento en la categoría Mejor álbum vocal pop y la canción estuvo nominada como Mejor interpretación vocal.


Pero esto no sólo se convierte en un evento importante en su trayectoria, sino también en un suceso histórico, ya que, aunque es la segunda persona en ganar las cuatro categorías en una misma edición de los Grammy (primero fue Christopher Cross en 1981), sí es la primera artista más joven en lograr tal hazaña, sin dejar de mencionar que ésta se ve aderezada con el ranking de los 100 artistas más populares del momento de la revista Billboard, que inmediatamente ascendió a Billie Eilish a la posición número uno, luego de permanecer por 75 semanas en distintos lugares de la lista.


El disco fue creado completamente por Billie Eilish y su hermano mayor, Finneas O’Connel, quien fungió como productor, mientras que ella escribió la mayor parte de los temas. Ambos han declarado en numerosas ocasiones que grabaron el álbum en una habitación de su casa de Highland Park, en California, ya que son partidarios de la producción independiente, es decir, ellos mismos hacen y graban sus propias canciones y las comparten a través de redes sociales, dejando en segundo plano a las grandes firmas discográficas. Es por ello que jamás pensaron que su disco fuera merecedor de tantos premios, pues no lo crearon con esa intención, sino con la de ser meramente un medio de liberación de ciertos pensamientos que no pueden expresar de otra manera. Cabe resaltar que, hasta la fecha, Bad guy cuenta con más de 761 millones de reproducciones en YouTube y más de mil 177 millones en Spotify.

Descubrimiento de una estrella


Lo anterior es tan sólo una muestra del gran talento y potencial de esta oriunda de Los Ángeles, California, pues también posee habilidades para el piano, el ukulele y la danza. Nacida en el seno de una familia de artistas (sus padres son actores y su hermano es compositor musical), resultaba lógico que ella siguiera un camino enfocado en esa misma dirección, por ese motivo, sus padres decidieron educar a sus hijos en casa, con el objetivo de que se enfocaran en las actividades que realmente les apasionaran.

Al principio, Billie quería ser una reconocida bailarina profesional, no obstante, empezó a interesarse en la música a los ocho años de edad, cuando ingresó al Coro Infantil de Los Ángeles, donde comenzó a escribir sus primeras canciones.

Pero el evento que la lanzó a la fama, junto con su hermano, fue un acto “accidental”. Finneas escribía canciones para la banda de rock de la que formaba parte, The slightlys, y entre sus composiciones figuraba Ocean eyes, que había permanecido oculta en las sombras debido a que no le gustaba su propia voz para cantarla, hasta que, en 2015, le pidió a su hermana que la interpretara, quien en ese entonces sólo tenía 14 años. Contentos con el resultado y por pura diversión, decidieron subir la pista a una plataforma musical, pero nunca imaginaron que, durante el transcurso de la noche, la canción acumularía miles de reproducciones, por lo que las firmas discográficas no tardaron en ofrecerles contratos. Era el comienzo del éxito.


En 2016, ya de forma profesional, Billie publicó el sencillo Six feet under, y un año más tarde, lanzó su primer EP, titulado Don’t smile at me, que incluye las canciones Bellyache, Watch y Idontwannabeyouanymore. Este material le valió para realizar dos giras por todo su país y la obtención de la certificación oro por parte de la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos, por superar el medio millón de copias vendidas.


Detrás de su estilo


Aunque, ciertamente, el género que predomina en sus canciones es el pop, Billie Eilish se ha preocupado por no encasillarse en un solo ritmo, de modo que sus temas se caracterizan por incluir toques de música electrónica, indie, techno, hip hop, rock y hasta algo jazz. La cantante ha admitido que las influencias musicales que le ayudaron a definir su estilo son grupos como Los Beatles, Green Day, Linkin Park y otros artistas como Drake, Frank Sinatra y Avril Lavigne.


Bajo este mismo concepto de no adaptarse a un patrón tanto de producción como de género, Billie Eilish se ha construido una imagen rebelde y transgresora, es la figura que encarna la bomba de sentimientos que atacan en la adolescencia, y que expresa a través de sus canciones; por ello, se le ha catalogado como el nuevo ídolo de la juventud. En este sentido, resulta muy fácil entender la línea un tanto sombría y siniestra que siguen la estética de sus videos y la letra de sus canciones, pues muchas de ellas se basan en sus pensamientos más alocados, así como en las experiencias que tuvo con un amor adolescente que le destrozó el corazón, aunque también están cargadas de mucha ficción. Todo lo anterior, en conjunto, ha derivado en que se le atribuya la creación de un nuevo género, el creepy pop.

En cuanto a su forma de vestir, Billie ha optado por un look desalineado, pero al mismo tiempo extravagante. Suele usar el pelo alborotado y pintado de colores llamativos, uñas largas, así como ropa holgada. La razón de haber escogido esos atuendos como distintivo de moda obedece a que prefiere mantenerse alejada de las poses artificiales y el glamour que caracteriza al medio artístico; no obstante, también ha mencionado en entrevistas que se debe a cierta inseguridad que tiene de su cuerpo, ya que algunas partes están muy desarrolladas y prefiere no mostrarlas para evitar comentarios inapropiados que la hagan avergonzarse, resaltando, además, que un artista debe sobresalir por su trabajo y no por exhibir su cuerpo.


En gustos se rompen géneros, y ya sea que la propuesta de Billie Eilish guste o no, tal parece que está escribiendo su nombre con letras de oro en los libros de la música moderna. Reconocidos artistas, con una larga trayectoria musical, como Thom Yorke, cantante de Radiohead; Dave Grohl, líder de Foo Fighters y ex baterista de Nirvana; o Justin Bieber, ídolo de Billie Eilish, han elogiado su trabajo. Incluso, este último grabó con la cantante una versión alternativa de la canción Ocean eyes.


A la edad de 12 años, la cantante fue diagnosticada con síndrome de Tourette, un padecimiento que le causa tics físicos.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page