top of page
Buscar

¿Cómo armar un presupuesto personal?




Administrar nuestro dinero y hacer un propio fondo de ahorro tiende a ser una actividad que muy pocas personas dominan, pero lo cierto es que organizar adecuadamente las finanzas y gestionar gastos debe ser un factor importante en nuestra vida cotidiana, sobre todo para no llegar en ceros hasta la próxima quincena.


En términos más profesionales, un presupuesto personal se define como un plan económico, que asigna las ganancias personales futuras para cubrir los gastos, ahorros y pago de deudas; es decir, es una forma de plasmar estructuralmente los ingresos y egresos del dinero de una persona, en un período determinado.


Así, la finalidad de contar con un presupuesto personal, quincenal, mensual o de otro lapso, es poder formar, poco a poco un ahorro; de igual manera, nos apoya para tener conciencia sobre nuestros gastos y en qué estamos derrochando la mayor parte de nuestro dinero.


Existen algunos otros beneficios, como son:

· Verificar si se requiere una entrada extra de dinero.

· Identificar los gastos más elevados y los que no son completamente necesarios.

· Establecer los desembolsos que se pueden reducir o eliminar.

· Evaluar los gastos que corresponden a deudas e identificar si se requiere aplicar alguna limitante.

· Crear un apartado para el ahorro, ya sea a corto, mediano o largo plazo.


Y ahora, lo más importante, ¿cómo comenzar a crear mi presupuesto personal? Primero, es necesario aclarar que no hay una forma correcta, única o absoluta de empezar a realizarlo, ya que cada persona tiene ingresos, necesidades, gastos y formas de pensar diferentes; sin embargo, sugerimos hacer una relación de los desembolsos pasados, los ingresos y los pagos de deuda fijos.


En internet o consultando con algún especialista, se pueden encontrar diferentes formas para empezar a determinar un presupuesto personal y respetarlo; no obstante, hay ciertos factores que, casi de manera obligatoria, deben considerarse, como:



Salario: Si se cuenta con un ingreso fijo, es necesario incluirlo dentro del plan presupuestal; pero si se trata de un trabajador freelance y sus ingresos son variables mes con mes, recomendamos colocar la cantidad más baja que ha recibido. Asimismo, si se comparten gastos con la pareja, también, se debe agregar su información al presupuesto. En algunas ocasiones, no se cuenta con un salario fijo o con un trabajo propio, pero se tiene una pensión o una compensación por enfermedad, lo cual, también, debe considerarse dentro del rubro de los ingresos. Lo mismo si se recibe algún tipo de beca o dinero por renta de un inmueble; eso sí, es recomendable separarlos por concepto, por ejemplo:



Los ingresos plasmados en el presupuesto deben ser aquellos que sean netos, es decir, después de impuestos, para saber, en realidad, con cuánto dinero nos estamos quedando.


Gastos: Hay muchos y diferentes tipos de desembolsos mensuales, por lo cual, es imprescindible que todos ellos se anoten dentro de la bitácora del presupuesto. Una manera de clasificar los gastos es la siguiente:


o De alojamiento: En donde se incluye la renta de casa o departamento, el pago de una hipoteca, así como los cargos por los servicios básicos: agua, luz, gas, teléfono/internet, etcétera, y los pagos por algún seguro o de mantenimiento, en caso de tenerlos.


o De transporte: En este apartado, se debe considerar el pago de las mensualidades (en caso de que se esté costeando un auto nuevo), el seguro, los gastos por combustible, mantenimiento y servicios o verificación. Si no se tiene un vehículo propio, entonces, lo que se toma en cuenta son las cuotas de transporte.


o Gastos fijos: Como la renta mensual del celular, la suscripción al gimnasio, el plan de ahorro para el retiro, seguros, como de gastos médicos mayores o de vida; compras del supermercado y despensa, ropa y zapatos, colegiaturas, servicios para las mascotas, entre otros que pueda tener.


o De ocio o entretenimiento: Como sabemos que no todo es trabajo, también, es necesario crear un apartado para plasmar el gasto que implican aquellas actividades que nos generan diversión, como ir al cine, viajar, salir a restaurantes, por mencionar algunos.


Ahorro: Posiblemente, al principio, será difícil destinar una parte del dinero a esta actividad; no obstante, es necesario establecerla desde el comienzo, ya que si se ve como un gasto determinado, a largo plazo, será más fácil destinar dinero para este fin.


Por otro lado, antes de elaborar el presupuesto personal definitivo, recomendamos hacer un borrador; esto le permitirá tener una mejor claridad sobre los ingresos y egresos, y podrá experimentar con la posibilidad de agregar o quitar conceptos, según sus necesidades y su forma de organizarse, siempre teniendo en cuenta que el presupuesto es a futuro, es decir, la entrada y salida de dinero para el mes siguiente.


También, es importante plantearse los objetivos específicos del presupuesto personal. Además de saber cómo dominarlo y organizar las finanzas, la elaboración de este plan debe ser útil para mejorar la situación económica; y para lograr esto, se debe establecer una serie de metas financieras, por ejemplo: ahorrar para la universidad de los hijos, hacer un viaje, cambiar de auto, etcétera; cualquier objetivo es válido.


Es importante resaltar que la elaboración del presupuesto personal no debe ser estático; esto significa que es necesario que, cada cierto tiempo, se vuelva a revisar el plan, reanalizarlo, para verificar si se está cumpliendo con los objetivos o si hay que realizar algún ajuste. Esto ayudará a saber en qué lugar estamos parados con respecto al objetivo. Para tener un mejor control, recomendamos plantearse metas a corto, mediano y largo plazo.


No es buena idea determinar un plan con el presupuesto demasiado ajustado, ya que será más difícil de seguir y habrá situaciones que no podremos controlar, por lo que terminaremos dejándolo y pensando que no sirve. Lo recomendable es ser realistas en todo momento, tanto en los ingresos como en los objetivos a futuro.


Ahora, viene una pregunta, que es muy común al momento de realizar el presupuesto, ¿se hace mensual o anual? Nosotros recomendamos realizar ambos; el plan anual ayuda a establecer el mensual. Inténtelo y verá que podrá aprovechar de mejor manera su dinero.

Comentários


bottom of page