top of page
Buscar

Cinco avances científicos durante 2023



A lo largo de este año, se espera que la ciencia dé grandes saltos en el ámbito de la medicina y la exploración espacial


Como ha sucedido a lo largo de la historia, en diferentes épocas, donde los científicos se quedan intrigados antuna incógnita que les hace invertir todo su esfuerzo en investigaciones que den como resultado respuestas, descubrimientos e inventos, el año 2023 promete continuar con estudios, experimentos y ensayos iniciados hace un tiempo, con el fin de alcanzar nuevas metas o, bien, de aportar un eslabón más en la cadena del conocimiento en distintas disciplinas.


Estos son los cinco avances científicos más destacados, entre muchos otros, que podrían lograrse durante este año, según la BBC.


Medicina


Vacunas contra diversas enfermedades


Desde que Edward Jenner descubrió, en 1796, la vacuna contra la viruela, se abrió la puerta para otras investigaciones en esa línea para la prevención de afecciones, como las llevadas a cabo por Louis Pasteur, entre otros científicos, que han creado vacunas contra ciertas enfermedades o han hecho descubrimientos que se acercan cada vez más a conseguir otras inmunizaciones que ataquen virus aún más agresivos. Tal es el caso del VIH, cuya vacuna ha estado en estudios y en pruebas durante décadas, intentándose con distintas metodologías.


En 2020, con la irrupción de la pandemia de COVID-19, surgió la necesidad de desarrollar rápidamente una vacuna efectiva contra el virus que provoca la enfermedad, el SARS-CoV-2, por lo que los laboratorios comenzaron a experimentar con diferentes técnicas para conseguirla; una de ellas fue la del ARNm (ARN mensajero), la cual dio resultados positivos.


De acuerdo con MedlinePlus, el funcionamiento de las vacunas ARNm es que introducen, en el cuerpo de la persona, un fragmento de una proteína que se encuentra en la membrana del virus. Luego, las células del organismo producen dicha proteína viral y, entonces, el sistema inmunológico empieza a generar anticuerpos contra ella debido a que reconoce que se trata de una proteína extraña. Los individuos inoculados con este tipo de vacuna no se exponen al virus ni tampoco se infectan a causa de ella.


Dado el éxito y la eficacia de las vacunas ARNm contra el SARS-CoV-2, los científicos empezaron a considerar ese método para la creación de inmunizaciones contra otros virus y enfermedades, como la malaria, la tuberculosis, el herpes genital, el VIH, la fibrosis quística, varios tipos de padecimientos pulmonares y el cáncer, siendo esta última una de las más prometedoras.


Terapia genética CRISPR-Cas9


CRISPR es una técnica de edición genética con la que se puede alterar una cadena de ADN, cortando alguna parte de ésta y reconstruyéndola para formar una secuencia nueva. Para lograr esto, según una explicación del portal Sinc, CRISPR necesita de un ARN guía, el cual tiene la labor de reconocer la fracción del ADN que se quiere editar o cortar, y de la proteína Cas9, que cumple la función de ser ‘las tijeras’ que cortarán el fragmento del ADN. La proteína Cas9 es guiada por el ARN hacia la secuencia específica a editar, para, entonces, cortarla. A partir de ahí, se pueden unir los extremos restantes e incentivar el gen, o introducir moldes de ADN.


Esta tecnología de modificación genética tiene múltiples aplicaciones en la medicina, como la alteración de poblaciones de mosquitos, para evitar la malaria; así como la edición de embriones (bastante debatida en cuanto a seguridad y temas éticos) y la corrección de ciertas enfermedades. En este último sentido, las farmacéuticas Vertex y CRISPR Therapeutics desarrollaron el tratamiento exa-cel, para dos desórdenes de sangre genéticos: la enfermedad de células falciformes y la beta talasemia, el cual podría ser aprobado en este mes de marzo, por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).


Medicinas contra el Alzheimer


A principios de enero de este año, la FDA aprobó, de forma acelerada, el medicamento lecanemab, para el tratamiento del Alzheimer en etapa temprana. Este fármaco ralentiza el deterioro cognitivo, ya que retarda la destrucción del cerebro, atacando la placa pegajosa amiloide que se acumula en dicho órgano, que causa la presencia de la enfermedad.


Otra propuesta, que continuará con sus ensayos clínicos durante este año, es blarcamesine, de la farmacéutica Anavex Life Sciences, cuya acción es activar una proteína encargada de mejorar la estabilidad neuronal.


Exploración espacial


Mayor y profunda observación del espacio


En este ámbito, el año pasado, tuvo lugar un avance importante en el conocimiento del espacio exterior, con las imágenes inéditas y de muy alta calidad reveladas por el telescopio espacial James Webb, enviado por la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), que mostraban nacimientos de estrellas, el proceso de reciclaje de hidrógeno en el Quinteto de Stephan, el exoplaneta LHS 475b, galaxias pequeñas, la galaxia más antigua, Glass-z13, y a Neptuno como jamás lo habíamos visto.


En ese contexto, la ESA, en conjunto con la NASA, planea enviar el telescopio Euclid, que tendrá como misión investigar la materia y la energía oscuras, y el papel de éstas en la expansión del universo. De acuerdo con Mark Clampin, director de la División de Astrofísica de la NASA, el lanzamiento podría llevarse a cabo a mediados o a finales de 2023, posiblemente, a bordo de un cohete Falcon 9, de la compañía SpaceX.


Por otro lado, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón se encuentra trabajando en una misión que pretende detectar la radiación de rayos X de estrellas y de galaxias lejanas. Y en Chile, continúa en construcción uno de los telescopios de mayor alcance en el mundo, el llamado Vera Rubin, que cuenta con un espejo de 8.4 metros de diámetro y la cámara más potente que ha existido hasta el momento, de 3 mil 200 megapixeles. Se espera que el telescopio entre en funcionamiento en julio de este año y sus labores serán, de forma general, el sondeo de energía y materia oscuras, la realización de un inventario del Sistema Solar y la cartografía de la Vía Láctea. Estará en operaciones durante 10 años, en los cuales, será capaz de fotografiar el cielo completo cada tres días, enviando diariamente 20 mil gigabytes de datos de imágenes en alta resolución, a los servidores, mismos que serán distribuidos a todo el mundo.


Exploración de la Luna


La misión Artemis I, de la NASA, fue lanzada en noviembre pasado; cumplió su función de orbitar la Luna, sin tripulación, y de poner a prueba ciertos sistemas de vuelo, y regresó a la Tierra el 11 de diciembre de 2022. Esto fue la primera fase del programa Artemis, una misión mucho más grande y ambiciosa, que se llevará a cabo a lo largo de esta década, en distintas etapas, para pisar nuevamente la Luna, con el objetivo de establecer una presencia sostenible en la órbita y en la superficie lunares, para iniciar un proceso de colonización y explotación de recursos en ella.


Así, la atención de la NASA y de las demás agencias espaciales de otros países del mundo que apoyan este plan, incluida la de México, se está enfocando, ahora, en la misión Artemis II, pensada para lanzarse en el año 2024 y que llevará tripulación alrededor del satélite natural de la Tierra.


Pero eso no es todo, el mismo día del regreso de Artemis I a la Tierra, la NASA envió la misión Lunar Flashlight, cuyo satélite orbital, Smallsat, se encuentra explorando cráteres en el Polo Sur de la Luna, con el fin de encontrar depósitos de agua congelada. La misión consta de cuatro meses, por lo que se espera que el satélite regrese a nuestro planeta el próximo abril, para que toda la información que haya recaudado sea analizada.


Por su parte, la empresa japonesa ispace, también, el 11 de diciembre pasado, lanzó el módulo HAKUTO-R, que pondrá sobre la superficie lunar el róver Rashid –de los Emiratos Árabes Unidos–, el cual realizará investigaciones de petrografía, geología, plasma, polvo y regolito lunares, así como recolección de información para el desarrollo de nueva tecnología y sobre los orígenes del Sistema Solar y de nuestro planeta. El recorrido de llegada le tomará alrededor de cinco meses, por lo que estará alunizando entre abril y mayo próximos.


Chandrayaan-3 es otra misión a la Luna, emprendida por la Agencia India de Investigación Espacial, la cual está programada para despegar en junio de este año.

Y finalmente, SpaceX podría lanzar, este mes, su nave interplanetaria Starship. En este primer vuelo, se harán pruebas de su funcionamiento –antes de ser utilizada posteriormente para llevar tripulación humana tanto a la Luna como a Marte, ya sea en misiones de exploración espacial o como viajes de turismo–. El vehículo dará una vuelta completa a la Tierra y amerizará en algún punto del océano Pacífico, cerca de Hawái.


Esto es sólo una muy pequeña muestra de todo lo que la ciencia tiene previsto para este año y hacia el futuro; siempre, con el objetivo de acercar a la humanidad al conocimiento en diferentes disciplinas y, en el caso de la medicina, de mejorar y preservar la salud de las personas. ¡Enhorabuena y muchas gracias a todos los científicos!

Comments


bottom of page