top of page
Buscar

COVID-19 en casa, ¿qué debo hacer?



Pese a la investigación de los posibles medicamentos contra la enfermedad y al desarrollo de varias propuestas de vacunas, el COVID-19, con el repunte de contagios y el descubrimiento de nuevas cepas, aún no cede. Desafortunadamente, los casos han dejado de ser una cifra más o una noticia aislada, para convertirse en experiencias cercanas, de amigos o familiares. Por tal motivo, si algún miembro de su hogar se ha infectado de SARS-CoV-2 y, de acuerdo con las instrucciones de su médico, puede conllevar su tratamiento y recuperación en casa, a continuación, le detallamos ciertas medidas de seguridad para atenderlo, evitando la propagación del virus a los demás habitantes que se encuentren sanos.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los hospitales recomiendan el siguiente plan de acción:


Aislamiento

Inmediatamente después de conocer el diagnóstico positivo, e incluso desde que se sospeche del contagio, es preciso ubicar al enfermo en una habitación apartada, la cual debe contar con una fuente de ventilación y equiparse con un bote de basura con tapa, y productos de limpieza a la mano, como toallitas húmedas, alcohol, gel antibacterial y pañuelos desechables. La puerta siempre debe estar cerrada y abrirse únicamente para lo necesario.


Se debe asignar un baño de uso exclusivo para el paciente. Si la casa sólo posee un sanitario, éste tendrá que desinfectarse a profundidad diariamente y rociarse con alcohol o alguna otra solución sanitizante después de que la persona enferma lo utilice. Sus artículos de higiene personal no deben juntarse con los del resto de los habitantes, y ciertos productos, como jabones, pasta de dientes o enjuague bucal, no deben compartirse.


Cabe mencionar que el paciente sólo puede salir de su habitación para ir al baño, para lo cual deberá hacerlo de forma rápida, portando siempre un cubrebocas, evitando permanecer demasiado tiempo en los pasillos y tocando la menor cantidad de superficies posible. Debe evitar el contacto con los demás miembros de la familia y con las mascotas.


Refuerzo de medidas de prevención

· Tanto el paciente como el resto de los habitantes del hogar deben portar cubrebocas quirúrgico o KN95 todo el tiempo, sobre todo en momentos de acercamiento. Le recordamos que éstos tienen una duración de 6 a 8 horas, por lo que deben desecharse una vez cumplido este período, al tener contacto con el enfermo o cuando se hayan humedecido.


· Es necesario hacer una limpieza cuidadosa de todas las áreas del hogar en las que haya estado la persona enferma antes de su aislamiento, así como de todos los objetos que haya tocado, sin olvidar las superficies de contacto frecuente, como interruptores, cerraduras, mobiliario, electrodomésticos, etcétera. Deben usarse guantes, cubrebocas, caretas y ropa exclusiva para tal fin.


· Aunque las pruebas de los demás habitantes hayan resultado negativas, éstos deben mantener distanciamiento entre ellos, incluso dentro la propia casa, y tratar de permanecer en cuarentena por 15 días, para descartar cualquier posibilidad de contagio, monitoreando su estado de salud. Si algún otro miembro llegara a enfermarse, la cuarentena vuelve a iniciar a partir de que se conoce el diagnóstico.


· El hábito del lavado de manos debe extremarse.


Cuidados del enfermo y manipulación de pertenencias

· Con el fin de tener mayor organización y exponerse lo menos posible al virus, se recomienda designar a un miembro de la familia para atender al enfermo, quien será el encargado de proporcionarle sus alimentos, suministrarle el medicamento y vigilar su evolución. Debe ser una persona que no padezca alguna enfermedad crónica o cualquier otra condición de riesgo. Cada vez que sea necesario entrar a la habitación del paciente, debe hacerlo con cubrebocas, careta y guantes; permanecer poco tiempo al interior y dejar los artículos en un sitio alejado de él, para que después los tome.


· El paciente debe tener a la mano un oxímetro, para revisar constantemente su saturación de oxígeno. Valores de 95 a 99 % indican un estado normal de oxigenación; de 91 a 94 %, hipoxemia leve; de 86 a 90 %, hipoxemia elevada; y 85 % o menor, hipoxemia grave. Niveles por debajo del 90 %, aunados a distintos factores valorados por el médico, pueden requerir de suplementación de oxígeno, o bien, hospitalización. Por ello, es importante mantener contacto frecuente con el médico tratante, informándole sobre la evolución de los síntomas y seguir todas sus indicaciones.


· Toda la basura que genere el enfermo, tal como cubrebocas, pañuelos desechables y otros, debe depositarse en una bolsa de plástico con cierre hermético. Ésta debe manipularse con total precaución por el cuidador y debe marcarse con un plumón indeleble, advirtiendo que contiene residuos peligrosos, para que el personal de recolección de basura también tome las medidas de seguridad pertinentes. Después de realizar este procedimiento, es preciso lavarse las manos adecuadamente.


· Es imperativo que el paciente coma en trastes exclusivos para él y que éstos no se junten con los del resto de la familia. Deben lavarse aparte, en un lugar diferente al fregadero de la cocina, con una mezcla de agua caliente, a 60 °C, y jabón; o también, con una solución hecha a base de un tercio de taza de cloro diluido en un galón de agua fría. Recuerde que, en la edición anterior, le comentamos que no es buena idea combinar agua caliente y cloro.


· Para el lavado de la ropa, sábanas y toallas del enfermo, aplica lo mismo del punto anterior: por separado, con agua caliente y jabón.


· A pesar de estar en la misma casa, mantenga comunicación con el enfermo a través de mensajes de texto, llamadas telefónicas o videollamadas, con el fin de evitar entrar constantemente a su habitación, a menos que sea necesario. Esto servirá no sólo para estar informado sobre sus necesidades, sino también para ayudarlo a hacer su recuperación mucho más amena y llevadera. Y es que estar infectado de una enfermedad nueva, desconocida y sobre la que existe gran cantidad de rumores puede afectar negativamente la salud emocional de la persona, por lo que también es preciso reconfortarla, distraerla y hacerle llegar mensajes de ánimo.


Comments


bottom of page