top of page
Buscar

CrossFit. Entrenamiento para todos



Uno de los objetivos que, comúnmente, cada año, encabeza la lista de propósitos, tanto de hombres como de mujeres, es perder peso y tonificar el cuerpo. Para cumplirlo, además de una dieta balanceada, también es necesario realizar ejercicio constante, de modo que, en el futuro, estos hábitos se conviertan en un estilo de vida.


La intención y la motivación al inicio del año son buenas, no obstante, de acuerdo con las estadísticas, sólo el 8 % de la población que se lo propone logra cumplirlo; esto es, entre otras razones, porque muchas veces el ejercicio que se realiza no es el correcto. Recordemos que todos los deportes y actividades físicas tienen un efecto específico en el cuerpo, es decir, algunos están orientados a desarrollar la flexibilidad, mientras que otros ayudan a ganar masa muscular, a mantener saludable el sistema cardiovascular, o bien, a perder peso. Ahora imagine poder tener todos estos beneficios y más en una sola actividad; esa fue la idea con la que Greg Glassman creó el CrossFit en la década de los 70, un entrenamiento integral que ha ganado gran popularidad en los últimos años.


¿Qué es el CrossFit?


En realidad, es una marca cuyo nombre se ha hecho extensivo para referirse al modelo de ejercicio que promueve y regula: un sistema de entrenamiento de fuerza y acondicionamiento de tipo HIIT (High Intensity Interval Training) o HIPT (High Intensity Power Training), lo que significa que se realizan ejercicios funcionales en alta intensidad, pero, con el fin de ser una actividad completa, integra movimientos de diferentes disciplinas deportivas, como la gimnasia, la halterofilia, el atletismo, etcétera, presentados como obstáculos que pueden encontrarse en la vida cotidiana, para preparar al deportista a superarlos. Así, ayuda a desarrollar las 10 capacidades físicas generales: resistencia cardiovascular, resistencia energética, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión.


La lógica del CrossFit es dinámica y emocionante; cada día es un reto nuevo, pues las rutinas cambian a diario. Entre los ejercicios que se realizan, están: el levantamiento de pesas u otros objetos, saltos, escaladas, flexiones, barras, carreras, entre otros, y las combinaciones de todos ellos son infinitas.


Por lo anterior y debido a su nivel de rudeza y alta exigencia, se utilizó durante mucho tiempo para entrenar exclusivamente a los militares, policías, bomberos y deportistas de alto rendimiento. Sin embargo, cualquier persona, sin importar su edad o experiencia, puede practicarlo, ya que, si bien demanda mucha energía y compromiso, la intensidad del entrenamiento diario se adaptará a sus necesidades y a su condición física, incrementando de manera proporcional a la resistencia que vaya desarrollando. Esto significa que, aunque todos hacen los mismos ejercicios, el peso, los tiempos y las distancias son diferentes para los principiantes y para quienes ya cuentan con experiencia.


Como sucede en todas las actividades deportivas, dentro del mundo del CrossFit existe un vocabulario específico, del que vale la pena conocer algunos términos si se está interesado en comenzar a practicar este ejercicio:


· Box: Es el lugar o gimnasio especialmente acondicionado para hacer CrossFit.

· WOD: Son las siglas en inglés de la frase work of the day, es decir, los ejercicios que toca realizar cada día. La rutina y todas las indicaciones se especifican en una pizarra o programa.

· Rx: Indica que los crosfitero, como se les conoce a los apasionados de esta actividad, ya han completado su WOD según el peso y la modalidad que les corresponde.

· PR: Es la abreviación de la frase en inglés personal record, y se refiere a la última mayor marca que el deportista registró en su entrenamiento, la cual tiene que superar.


Beneficios


Bienestar emocional: Además de los efectos positivos que tiene en nuestro cuerpo, el CrossFit también impacta en la salud mental y en la autoestima, pues forja el carácter de la persona, motivándola a vencer los obstáculos y a superarse a sí misma, volviéndola más segura y fuerte en todos los aspectos.


Diversión: Otro factor por el que la gente abandona su intención de hacer ejercicio, es porque se cansa de la monotonía de las rutinas y la sosedad de los gimnasios; en cambio, el CrossFit apela al juego y a la aventura, volviéndose atractivo para quienes buscan retos y emociones.


Relaciones sociales: Aunque se practica de forma individual, el CrossFit se considera una actividad de equipo, ya que todos los miembros del box se apoyan mutuamente, exigiendo lo mejor de cada uno, para ayudarse a conseguir sus objetivos y a mejorar. De esta manera se genera un ambiente de compañerismo y se forman lazos de amistad.


No obstante, pese a todos los beneficios, existe un principal inconveniente, el cual, cabe aclarar, no es exclusivo del CrossFit, ya que se presenta en cualquier deporte o actividad física, sin embargo, con este entrenamiento puede intensificarse debido a la naturaleza de los ejercicios. Se trata de todo tipo de lesiones que se pueden presentar, por lo que es preciso empezar poco a poco, respetar el tiempo de calentamiento, comer bien, hacer caso a las indicaciones de los entrenadores y, sobre todo, asesorarse con un médico especialista.



Comments


bottom of page