top of page
Buscar

Descubrimiento del diamante más grande del mundo



El 25 de enero de 1905, Frederick Wells, un trabajador de la Premier (Transvaal) Diamond Mining Company, quien se encontraba laborando en la mina Premier, cerca de Pretoria, en Sudáfrica, se encontró con una enorme roca transparente y brillante, de más de medio kilo de peso. Aun pensando que se trataba de un cristal cualquiera y que no tendría ningún valor, la extrajo de la tierra y la llevó a examinar con el distinguido físico y químico inglés Sir William Crookes, quien determinó que se trataba de un auténtico diamante en bruto incoloro, de 3,106.75 quilates y un peso de 621 gramos, lo que lo convertía en el ejemplar más grande descubierto hasta el momento.


La gema fue nombrada Cullinan, en honor del propietario de la mina donde fue hallada, Thomas Cullinan, y fue vendida al gobierno de la provincia de Transvaal, por la cantidad de 150 mil libras. Posteriormente, el país africano se la obsequió al rey Eduardo VII de Inglaterra, por motivo de su cumpleaños y como gesto de paz entre naciones. El monarca les encomendó a los hermanos holandeses Asscher la tarea de cortar y pulir el diamante. De la fragmentación, se obtuvieron nueve diamantes principales y 96 gemas menores. Las piedras de mayor tamaño, Cullinan I y Cullinan II fueron colocadas en el Cetro Real y en la Corona Imperial de Inglaterra.

Comments


bottom of page