top of page
Buscar

Gusanos contra el plástico



Pese a que se ha incentivado la reducción de la utilización de plástico en la vida diaria de todas las personas –especialmente los de un único uso– y a la adopción de muchas medidas contra este tipo de productos, como ya no dar bolsas plásticas en los supermercados, el plástico, en sus muy variadas presentaciones, seguirá existiendo, debido a su gran presencia y utilidad dentro de las actividades del mundo globalizado en el que vivimos.


Es por ello que se continúan buscando métodos efectivos para poder reciclar o biodegradar los materiales plásticos, de una forma más rápida y ecológica, con el fin de reducir los niveles de contaminación del planeta.


Entre esos esfuerzos, científicos de la sociedad Americana de Química (ACS) han descubierto que existe un tipo de supergusanos (por su tamaño) que son capaces de degradar el poliestireno, un polímero termoplástico hecho de la polimerización del estireno monómero; es el plástico más utilizado para la elaboración de diversos productos, como envases, objetos desechables, materiales aislantes, entre otros. Por esto mismo, es uno de los principales contaminantes del entorno, pues tarda cientos de años en desintegrarse por completo.


Sobre los supergusanos que pueden eliminarlo, se trata de las larvas del escarabajo Zophobas atratus; miden alrededor de cinco centímetros de longitud y tienen una consistencia carnosa. Curiosamente, se venden en las tiendas de mascotas, como alimento para peces, anfibios o reptiles.


Según reporta el estudio Biodegradation of polystyrene by pseudomonas sp. isolated from the gut of superworms (larvae of Zophobas atratus), los científicos colocaron 50 larvas dentro de una cámara, la cual tenía un bloque de poliestireno como su única fuente de carbono. Observaron que, después de 21 días, los gusanos habían consumido cerca del 70 % de dicho plástico, y concluyeron que esto podía deberse gracias a las bacterias (Pseudomonas aeruginosa) que habitan en su sistema digestivo.


Luego, aislaron la cepa de la bacteria Pseudomonas aeruginosa, del intestino de las larvas, y descubrieron que ésta podía crecer directamente en la superficie del poliestireno y descomponerlo. En dicho proceso, identificaron que también participaba la enzima Serina hidrolasa, responsable de la mayor parte de la biodegradación. Ante esto, los autores del estudio afirman que, en el futuro, dicha enzima y/o la bacteria que la produce podrían utilizarse para ayudar a eliminar la gran cantidad de polímero desechado.


コメント


bottom of page