top of page
Buscar

Innovadora y asequible forma de generar energía limpia




Una de las distintas formas de contribuir al rescate del planeta es mediante el buen uso, aprovechamiento y administración de los recursos naturales, por lo que, siempre, es asombroso cuando de tecnología nueva para estos fines se trata, y más cuando ésta es accesible. En este sentido, una joven estadounidense, llamada Maanasa Mendu, hace unos años, desarrolló un dispositivo “casero” para generar energía renovable, y ahora, está trabajando en una versión más completa, que pueda llegar a comercializarse y estar al alcance de todas las personas en el mundo.


Todo inició en 2016, cuando Maanasa tenía 13 años de edad y participó en un concurso nacional de ciencia para jóvenes talentos, organizado por la empresa 3M y la organización educativa Discovery Education, donde presentó un aparato rudimentario, de nombre Harvest (‘cosecha’), que funcionaba con hojas solares, las cuales eran capaces de recolectar la energía vibracional de la lluvia, el sol y el viento, para, después, convertir dichas vibraciones (tensión mecánica) en energía limpia, como la electricidad, gracias a materiales piezoeléctricos integrados en el dispositivo. Su proyecto le valió para llevarse el premio no sólo por su funcionamiento, sino porque suponía, además, una forma económica de lograr el proceso, con sólo cinco dólares, que, al cambio actual, equivale a, aproximadamente, 100 pesos.


Siempre, detrás de cada invento, hay una necesidad; y la que impulsó la idea de Maanasa fue que, en sus vacaciones de verano anteriores, cuando se encontraba de viaje por la India, visitando a su familia, fue consciente de que, en dicho país, se presentan apagones constantes. "Para mí, personalmente, eso significa no tener acceso temporal al aire acondicionado o a la electricidad, pero, para más de un quinto de la población mundial, la oscuridad es una realidad permanente", explicó a la BBC. Así que quiso encontrar la manera de generar energía eléctrica, que fuera barata, para que pudiera estar al alcance de todas las personas.


Lo que empezó como un objeto casero, ahora, podría convertirse en un proyecto más grande, ya que la joven emprendedora se encuentra en búsqueda de socios que le ayuden a mejorarlo y a lograr que llegue a quienes lo necesiten.

Comentarios


bottom of page