top of page
Buscar

Los 25 mejores actores del siglo XXI según New York Times (Parte 2)



En la edición anterior le presentamos a los actores que se ubican en las últimas 12 posiciones de la selección que realizaron los críticos de cine, Manohla Dargis y A. O. Scott, sobre los que, según su opinión, son los más destacables de las primeras dos décadas del siglo XXI; entre ellos recordamos a Gael García Bernal, en el lugar 25; a Melissa McCarthy, en el 22; a Catherine Deneuve, en el 21; a Willem Dafoe, en el 18; y a Michael B. Jordan, en el 15, seguido de Oscar Isaac. A continuación, le traemos a las 13 personalidades que encabezan la lista:


13. Tilda Swinton (Reino Unido)

La definen como la mujer de los mil rostros, pues ha dado vida a un sinnúmero de personajes distintos y de géneros variados, logrando metamorfosis radicales. Prueba de ello son, entre otras cintas que componen su exitosa carrera, Yo soy el amor (2009), en la piel de la esposa rusa de un aristócrata italiano; Cegados por el sol (2015), en la que interpreta a una diva del rock, que se queda muda debido a una cirugía de garganta; Suspiria (2018), donde es miembro de un aquelarre de brujas adictas al ballet; y Crimen repentino (2008), como una mujer alcohólica, manipuladora y mentirosa.







12. Joaquin Phoenix (Estados Unidos)

Es conocido por sus actuaciones en Gladiador (2000), Hotel Rwanda (2004) y Joker (2019), por la que ganó el Óscar a mejor actor. Sin embargo, también aparece en La otra cara del crimen (2000), La noche es nuestra (2007), Dos amantes (2008) y El sueño de Ellis (2013); todas, dirigidas por James Gray, a quien los críticos le cedieron la palabra, para explicar por qué Phoenix es un actor tan especial. Según su opinión, tiene un gran talento para expresar la necesidad dramática y los pensamientos de los personajes que encarna sin ayuda de los diálogos, un atributo muy importante en el cine. Es multifacético, con una sensibilidad profunda; sumamente creativo y analítico, al grado que no se sabe qué esperar de él, pues siempre sorprende para bien. Asimismo, reconoce que lo ha ayudado a mejorar como director, a ser más paciente, empático y a visualizar otras perspectivas que no tenía planeadas: “Joaquin Phoenix es lo mejor que me ha pasado en la vida. Si me arrepiento de algo, es sólo de no tenerlo en todas mis producciones”.



11. Julianne Moore (Estados Unidos)

Las esposas, madres y amas de casa que sufren, pero que, a pesar de ello, sonríen, son roles constantes en su filmografía; sin embargo, no se trata de personajes banales, por el contrario, son mucho más complejos, incluso, que las películas en sí, quienes únicamente tienen voz a través de la actuación de Moore, lo que denota su enorme talento, pues eleva la interpretación a un estrato de realismo, externalizando el interior del personaje “de una manera hermosa”. Esto puede verse en Las horas y Lejos del cielo (ambas, de 2002), Siempre Alice (2014), Mapa a las estrellas (2014) y Gloria Bell (2018), donde encarna a una mujer divorciada y solitaria, que vive un breve pero intenso romance con un hombre, regalando, según Manohla, una actuación milagrosa, con un panorama lleno de emociones.



10. Saoirse Ronan (Estados Unidos)

De acuerdo con la visión de los críticos, es una actriz cuyos personajes han ido creciendo y madurando al mismo tiempo que ella. La manera en la que les da vida proyecta una sensación de peligro, sin importar si el papel la coloca como vulnerable, violenta, inocente o hasta villana. “Aporta una precisión imprescindible, que es emocionante y un poco inquietante de ver”; esto es posible, ya que logra captar el estado emocional y el lenguaje corporal correcto de sus roles, transmitiéndole al espectador lo que piensan y cómo se siente estar dentro de sus mentes. Las cintas que destacan son Expiación, deseo y pecado (2007), Desde mi cielo (2009), Hanna (2011), Brooklyn: un nuevo hogar (2015), Lady Bird (2017) y Mujercitas (2019).






9. Viola Davis (Estados Unidos)

Para los críticos, no hay nadie mejor para describir la grandeza histriónica de Davis que Denzel Washington, con quien ha compartido créditos en varias películas durante los últimos 20 años como compañero de reparto, productor o director, en las cintas Antwone Fisher: el triunfo del espíritu (2003); Barreras (2016), que le otorgó el Óscar a mejor actriz de reparto y otros premios; y La madre del blues (2020). Denzel es simple y contundente: “Puede hacer lo que sea que se proponga; a ese nivel llega su talento... es una gigante de la actuación, es colaboradora, innovadora y artista; de las mejores intérpretes con las que he tenido oportunidad de trabajar”.





8. Zhao Tao (China)

Ciertamente no es una actriz popular en Hollywood, pero eso no demerita la exitosa e interesante carrera que se ha creado en su país. Acumula, junto a su esposo, Jia Zhangke, como director, más de 12 películas, cortometrajes, obras de arte dramático, documentales y otros materiales que no encajan en ninguna de las clasificaciones anteriores. Reconocen la poesía, el simbolismo y la descarga emocional que proyecta en sus actuaciones, como en El mundo (2004), Naturaleza muerta (2006), Ciudad 24 (2008) y La ceniza es el blanco más puro (2018).






7. Toni Servillo (Italia)

Aunque también hizo un buen trabajo en La gran belleza (2013), ambos periodistas destacan dos cintas en las que interpretó, de manera extraordinaria, a dos de las figuras políticas más poderosas en la historia de Italia: Giulio Andreotti, en Il divo (2008), y Silvio Berlusconi, en Loro (2018). Con gran genialidad y con un tono satírico, supo reflejar el carácter astuto, la vanidad secreta y el nulo carisma de Andreotti; y la arrogancia, el encanto y la falta de sinceridad y de compasión de Berlusconi. “Logra hacer vívida la humanidad extravagante, al igual que la profunda miseria de dos hombres que dedican su existencia a subyugar al mundo a voluntad”.





6. Song Kang Ho (Corea del Sur)

Es uno de los actores predilectos del director Bong Joon Ho, pues lo ha integrado a su elenco en cuatro ocasiones; la última fue en Parásitos (2019), ganadora del Óscar a mejor película de 2020, en la que encarna a un padre de familia empobrecido y confabulador. Los críticos le preguntaron a Joon Ho la razón de elegir a Kang Ho una y otra vez en sus proyectos. Él respondió que es por el realismo que le imprime a sus actuaciones. Cuando lo vio en Pez verde (1997), en el papel de un mafioso rural, su interpretación fue tan asombrosa que muchos llegaron a pesar que era un criminal de verdad. “Es como una mina de diamantes inagotable... siempre descubriré algo nuevo. Kang Ho parte de lo ordinario y lo eleva a una voz única e inimitable, ... eso es lo que hace que él y las personas que habita sean genuinamente especiales”.



5. Nicole Kidman (Estados Unidos)

Es una actriz importante en Hollywood, con una extensa trayectoria, integrada por películas de distintos géneros y tan memorables, como Moulin Rouge! (2001), pero también por fracasos de taquilla, que nada tienen que ver con su indudable talento. Atesora un largo historial de interpretaciones de personajes variados en personalidad, época, mentalidad y atributos físicos, a los cuales les ha hecho honor, sin importarle si tiene que sacrificar su belleza para lograr una buena caracterización; como ejemplo está su papel en Las horas (2002), por el que ganó el Óscar a mejor actriz, donde se metió en la piel de Virginia Wolf. Para los críticos, entre sus actuaciones gloriosas destacan Dogville (2003), Reencarnación (2004), Amores peligrosos (2012) y Destrucción (2018).



4. Keanu Reeves (Canadá)

¿Que por qué se encuentra dentro del top 5 de la lista?, A. O. Scott responde con dos contundentes preguntas: “¿Alguna vez te has sentido decepcionado de él cuando aparece en una película?, ¿puedes nombrar alguna cinta que no haya mejorado con su presencia?” Y es que Reeves ha hecho de todo: drama, acción, comedia y personajes inolvidables, como Ted Logan, en La magnífica aventura de Bill y Ted (1989); Jonathan Harker, en Drácula, de Bram Stoker (1992); Neo, en la trilogía de Matrix (1999-2003); John Wick, de la serie homónima (2014- ), entre otros, y en cada uno de ellos exhibe tanto rango en su interpretación, al mismo tiempo en que sigue siendo, de manera irreductible e indestructible, él mismo. Posee un encanto nato que deslumbra a quien lo ve en acción; sus actuaciones son exquisitas e inesperadas, como en Amores caníbales (2017) y en La boda de mi ex (2018). Incluso, logra cautivar tan sólo con su propia voz, lo cual puede comprobarse en la película Keanu (2016), donde dobla a un gato del mismo nombre, y en Toy Story 4 (2019), donde da vida a Duke Caboom.



3. Daniel Day-Lewis (Reino Unido)

A él, le aplauden el trabajo especial y la gran dedicación con los que se prepara para cada uno de sus personajes, así como su voluntad de ser ellos durante toda la producción, aun fuera de cámara, para hacerlos creíbles, logrando resultados perfectos, que satisfacen tanto al director como al espectador. Lo anterior se hace evidente en Pandillas de Nueva York (2002), Petróleo sangriento (2007), Lincoln (2012), encarnando majestuosamente al presidente estadounidense, y El hilo fantasma (2017), una de sus actuaciones mejores logradas según Manohla Dargis.




2. Isabelle Huppert (Francia)

Tan sólo en lo que va de este siglo, ha trabajado en más de 50 películas, en los zapatos de un sinnúmero de personajes y en historias que van desde las más estables hasta las más “gloriosamente” descabelladas. A Dargis le intrigan los papeles monstruosos, las mujeres espeluznantes y atroces que ha encarnado, como en La profesora de piano (2001), Borrachera del poder (2006), Elle (2016) y La viuda (2018). Huppert sabe aprovechar y jugar con las personalidades extremas; llena de tanta vida a sus personajes que se vuelven interesantes, aunque sean desagradables.







1. Denzel Washington (Estados Unidos)

Si bien discutieron mucho para seleccionar a los actores y ubicarlos en la lista, ambos críticos siempre tuvieron claro y estuvieron de acuerdo desde el principio que Denzel Washington merecía estar en el primer lugar. El actor no tiene preferencia ni se ha estancado en algún género fílmico o en un estereotipo de personaje; ha sido villano, víctima, héroe, justiciero o un ciudadano aparentemente común, tanto en roles ficticios como de semblanza. Su desbordado talento se nota porque, constantemente, sus interpretaciones superan, por mucho, a las cintas en las que aparece. Sus actuaciones maestras pueden apreciarse en varias películas: El demonio vestido de azul (1995), que lo lanzó al estrellato, Día de entrenamiento (2001), Hombre en llamas (2004), El libro de los secretos (2010), El vuelo (2012), El justiciero (2014) y otras tantas; sin embargo, las monumentales, según A. O. Scott, son la de Malcom X, en la película del mismo nombre (1992), y la de Troy Maxson, en Barreras (2016). Manohla Dargis concluye los elogios con la siguiente declaración, reafirmando por qué Denzel se ubicó en la cima de la lista:


“¡Es bien sabido que sobrepasar tus propias películas es un sello distintivo de estrellato real! A Washington le gusta interpretar personajes con objetivos claros y a hombres que causan una impresión profunda, con un arma, con excesos físicos o con palabras. Le gusta actuar a lo grande. Podría hacer cine de arte y filmes independientes provocadores, pero no lo hace. Tal vez no le interesa; sin duda, no lo necesita. Después de todo, es Denzel Washington, una estrella cuya trayectoria, en su longevidad y predominio, es un correctivo y una reprimenda a la industria racista en la que trabaja. Me imagino que está haciendo exactamente lo que desea.”

תגובות


התגובות הושבתו לפוסט הזה.
bottom of page