top of page
Buscar

Los retos virales más peligrosos en las redes sociales




En los últimos años, con el auge de las redes sociales, hemos sido testigos de una tendencia que se desarrolla frente a nuestros ojos: se trata de los retos online, que alientan a niños, adolescentes e, incluso, adultos jóvenes a llevarlos a cabo mientras se graban en video como evidencia, para, después, compartirlo con sus seguidores en TikTok, YouTube u otra plataforma en línea.


Si bien algunos de éstos son divertidos y alegres, y tienen como objetivo apoyar causas sociales, otros pueden resultar dañinos y peligrosos, incluso, muchos ya han provocado lesiones graves y hasta defunciones de quienes buscan, de esta manera demasiado absurda, incrementar su popularidad, obtener más likes o volverse virales.


Desde luego, las nuevas generaciones no siempre perciben los riesgos que entrañan estos challenges, lo cual, combinado con factores como la presión social o la moda, las lleva a realizar una actividad que tiene el potencial de perjudicarlas. Esta tendencia ha ocasionado que tomarse una simple fotografía sea mortalmente peligroso, ya que la gente no se conforma sólo con sonreír, con un bello panorama de fondo, sino que, ahora, busca lograr imágenes en poses o lugares arriesgados, como el borde de un acantilado o un edificio, por mencionar algunos ejemplos.


¿Por qué han ganado tanta popularidad?


Existen varias razones detrás de la fama de los retos virales en internet, algunas de éstas son:


· Socializar: Los desafíos brindan a los niños y jóvenes la oportunidad de vincularse, de diferentes maneras, con amigos, y les dan la sensación de ser parte de un grupo social. Por otro lado, las redes donde interactúan les permiten conocer gente nueva de todo el mundo.


· Presión de grupo: Los jóvenes, especialmente los adolescentes, pueden sentirse presionados a realizar estos retos porque todos sus amigos lo están haciendo, de manera que ellos no quieren quedarse atrás, ya que en esto reside la aprobación del grupo y en el sentido de pertenencia. Es por ello que es importante apoyarlos en tener una buena autoestima, así como un pensamiento crítico que les permita diferenciar entre el entretenimiento sano y el peligroso.


· Adicción a las redes sociales: La creación de publicaciones, incluidos los videos de desafíos, al igual que la forma de compartir e interactuar con otros usuarios a través de las redes, puede fomentar las adicciones a estos canales de comunicación. El formato de estos sitios web es tal que hace que los niños y los jóvenes deseen más contenido e interacción constantemente, sin poder frenar.


Los más peligrosos


Como adulto, seguro que, al menos, ha visto uno de esos videos que muestran a las personas poniendo sus vidas en peligro. Aquí, le compartimos algunos de los desafíos más riesgosos de los últimos años, los cuales, lamentablemente, cobraron varias vidas.


La ballena azul

Es un fenómeno interactivo en línea, en el que un administrador anónimo asigna 50 tareas a una persona; éstas incluyen acciones autolesivas, ver películas de terror extremo y despertarse en medio de la noche. Para completar el reto, la última misión implica acabar con la vida del propio participante. Aunque usted no lo crea, desafortunadamente, hubo quienes sí completaron el desafío.


El reto de Momo

Es un juego viral, compartido en servicios de mensajería como WhatsApp, que incita a los niños pequeños a la violencia e, incluso, al suicidio. Las imágenes de la diabólica dama pájaro supuestamente aparecen con mensajes y órdenes espeluznantes, las cuales, se dice, escalan a la rudeza y al horror extremos. Muy similar al anterior, Momo anima al participante a completar varias tareas si quiere evitar ser "maldecido". Entre éstas, están: la autolesión, de la que se solicita proporcionar evidencia fotográfica para continuar. Al final, este personaje le dice al participante que se quite la vida y lo grabe en las redes sociales.


Benadryl Challenge

Ingerir demasiada dosis de cualquier medicamento puede causar daños a la salud. Sin embargo, como parte de este reto, algunos adolescentes y niños están tomando una sobredosis intencional de Benadryl, un antihistamínico de venta libre. Los usuarios deben videograbarse mientras toman las pastillas, y esperar a que hagan efecto, para demostrar qué tipo de alucinaciones están experimentando.


Kiki Challenge o La Chona

Implica saltar de un automóvil en movimiento y bailar junto o frente a él, al ritmo del exitoso tema musical In my feelings, del rapero Drake, mientras el vehículo continúa avanzando. En México, este reto se viralizó con el nombre de La Chona, debido a que una mujer lo realizó al ritmo del tema musical del mismo nombre, del grupo mexicano Los Tucanes de Tijuana, aunque también se vieron videos con la canción de Darke. Cabe destacar que, en este reto, no sólo participaron usuarios comunes, sino, también, influencers conocidos o personalidades del espectáculo, lo que demuestra la gran responsabilidad que tienen como figuras públicas.


Reto del fuego

Consiste en rociarse pequeñas cantidades de alcohol isopropílico en el cuerpo, prenderle fuego y grabar toda la prueba por unos instantes hasta que, finalmente, se extinguen rápidamente las llamas, con agua. Su propósito es probar la resistencia de los participantes a cambio de ganar un ‘me gusta’. El problema viene cuando no logran controlar el ‘incendio’ a tiempo y éste genera quemaduras importantes que pueden ocasionar la muerte.


Otros retos peligrosos han sido aquel que consistía en comer una cucharada de pimienta, el cual, por la intensidad del condimento, ocasionaba tos, ojos rojos, problemas para inhalar aire y, en el peor de los casos, asfixia; y el que trataba acerca de ponerse la mayor cantidad de prendas al mismo tiempo, cuyas consecuencias eran problemas para respirar y ahogamiento debido a la fuerte opresión en el pecho. Muchos videos demostraron que, en varios casos, se tuvo que recurrir a cortar las prendas, para poder retirarla de emergencia y evitar la muerte de la persona.


Asumir riesgos es totalmente normal en la adolescencia y juventud, y en la vida en general, pero eso no implica que expongamos nuestra salud o nuestra vida, de forma voluntaria y consciente (pues, hasta cierto punto, sabemos que puede haber consecuencias fatales) sólo por conseguir un like, tener más seguidores, querer encajar, ser populares y estar a la moda. A fin de cuentas, todo ello es algo pasajero, demasiado efímero, que no vale más que nuestra integridad. Asimismo, ante situaciones como esta, debemos estar alerta para evitar que nuestros conocidos se dejen atraer por este tipo de retos.


Lo mejor es que, como padres y parientes adultos, podamos tomar medidas para canalizar el comportamiento de riesgo hacia algo positivo, y reducir las posibilidades de llegar a consecuencias graves.

Comments


bottom of page