top of page
Buscar

Países que buscan incrementar su población

Mientras que algunas naciones intentan reducir la inmigración y la cantidad de nacimientos en sus territorios, otras han recurrido a pagarle a las personas para que tengan hijos





La despoblación de una región es un fenómeno demográfico que ha existido desde la historia misma y obedece a diferentes motivos, como la emigración, las bajas tasas de natalidad y el envejecimiento y la muerte de los habitantes. Actualmente, para enfrentar el problema, los gobiernos de ciertos lugares han recurrido a implementar programas que permitan su florecimiento. En 2019, Lestijärvi, una localidad finlandesa, anunció que, a partir de ese momento, pagaría hasta 10 mil euros, a las parejas que tuvieran un hijo y que pretendieran criarlo ahí, ya fueran ciudadanos finlandeses o extranjeros.


El suceso que motivó este proyecto fue que, en 2011, sólo nació una niña en todo el municipio. Por ello, el gobierno decidió establecer el mencionado plan de incentivos económicos, que incluye, además, facilidades educativas y apoyos en servicios de salud y alimentación. El proyecto, pronto, comenzó a dar frutos, ya que, en 2019, nacieron 60 bebés.


Pero, como en todo acuerdo, existen condiciones. Las autoridades impusieron la restricción de que, en caso de que las familias abandonen la región, incluso, de forma temporal, dejarán de recibir el apoyo; y aunque regresen, ya no podrán beneficiarse del programa.


Cabe decir que los 10 mil euros no se entregan en una sola exhibición luego del nacimiento del bebé, sino que se dividen en 10 pagos, de mil euros cada uno, otorgándose anualmente.


Lestijärvi limita con otras localidades, como Halsua (poco poblada y cuyo desarrollo es meramente forestal), Kokkola (ciudad histórica, con 47 mil 706 habitantes en enero de 2019, en un área de 2.73 kilómetros, en los que contiene diversas atracciones turísticas), Perho (con 2 mil 832 habitantes en 2018, en un territorio de 775.19 kilómetros cuadrados) y Toholampi. Todas ellas dan cuenta de cómo es la demografía de Finlandia y revelan, en parte, el motivo por el cual le ha urgido al gobierno incrementar su población. Miehikkälä es otro de los municipios que, también, ofreció este beneficio a sus residentes y visitantes.


En otras latitudes

En mayo de 2019, la Organización de las Naciones Unidas sostenía que Bulgaria estaba perdiendo población más rápido que ningún otro país, y advertía que, para 2050, ésta pasaría de 7 millones a 5.4 millones de habitantes, disminuyendo hasta 3.9 millones a finales del siglo. Aunque este fenómeno no es ajeno a otras regiones del mundo, Europa y Asia son los continentes más afectados. Entre los países que, también, han ofrecido apoyo económico para beneficiar la natalidad, están:


Francia: En 2017, impulsó el plan del Caisse des Allocations Familiales (CAF), que consistía en un pago de 923 euros al finalizar el séptimo mes de embarazo; en caso de una adopción, daba un apoyo de 184.62 euros hasta que el niño cumpliera tres años.


Japón: Se puede contar con un seguro médico que permite un fondo de 420 mil yenes (aproximadamente, 63 mil pesos mexicanos), el cual, si no se usa, puede cobrarse después. Por su parte, la familia recibe, mensualmente, 15 mil yenes hasta que el pequeño cumple tres años de edad; luego, el apoyo es menor hasta que alcanza los 15 años. A las mujeres extranjeras, se les ayuda con el 50 % de los gastos médicos.


Noruega: A partir del primer mes del nacimiento y hasta los dos años de edad del pequeño, se les otorga a las familias, 6 mil coronas. Posteriormente, se les conceden mil coronas, cantidad fija hasta que el niño cumple 18 años de edad. Otro beneficio para los padres son las licencias remuneradas por parte de sus empleos.


Alemania: Existe el Elterngeld, que es un subsidio parental, un beneficio para quienes tienen niños pequeños, ya que, a veces, después del nacimiento, no pueden trabajar, o bien, lo hacen por menos tiempo. Así que este apoyo ayuda a la familia a conservar su sustento económico. También, se les concede a los padres sin ingresos económicos, antes del nacimiento del bebé. El beneficio está sujeto a una revisión particular de las parejas, con el fin de acordar la asignación que más les conviene.


Islandia: Apoya los ingresos mensuales de la familia, los cuales podrían incrementarse hasta un 80 %, y brinda ayuda prenatal y hospitalización gratuita, en caso necesario; por ejemplo, cuando los padres están desempleados o con bajos ingresos. Además, se apoya a las parejas que deseen casarse.


Todos estos programas responden a la necesidad de un aseguramiento económico de cada país y a su crecimiento demográfico en un futuro cercano; por lo cual, resultan una especie de apoyo mutuo, ya que las parejas que desean convertirse en padres no sólo cumplen su sueño y obtienen ciertos beneficios, sino que, a su vez, colaboran con los planes de repoblación de los gobiernos.


Commentaires


bottom of page