top of page
Buscar

México tiene el billete más bonito del mundo




Desde la cuarta serie de billetes emitidos por el Banco de México, pertenecientes a la familia A (1969-1991) –la primera en ser impresa, también, por dicha institución–, hasta nuestros días, el papel moneda mexicano se ha distinguido por el diseño gráfico de su anverso y reverso, con el retrato de personajes históricos, así como elementos culturales y de nuestra flora y fauna, y por su color específico para cada denominación.


Así, a lo largo de los años, han existido billetes con la imagen de Josefa Ortiz de Domínguez, Venustiano Carranza, Francisco I. Madero, Justo Sierra, Lázaro Cárdenas, los Niños Héroes, Andrés Quintana Roo, Cuauhtémoc, Plutarco Elías Calles, Ignacio Zaragoza, Emiliano Zapata, Nezahualcóyotl; y los que se han conservado más tiempo, como Benito Juárez, Sor Juana Inés de la Cruz, José María Morelos y Miguel Hidalgo.


Respecto a los paisajes y entornos culturales, hemos visto el acueducto de Querétaro, la piedra de Chac Mool, el Calendario Azteca, el Claustro de la Antigua Universidad, el Templo Mayor, el Castillo de Chapultepec, Bonampak, el paisaje de Sonora y la plaza de Santo Domingo, por mencionar algunos.


En 2018, el Banco de México inició el lanzamiento de la más reciente serie de billetes, la familia G, que incluye las denominaciones de 20, 50, 100, 200, 500 y mil pesos, con nuevos diseños. El de 50 pesos fue el último en presentarse y en entrar en circulación, en octubre de 2021. La peculiaridad de dicho billete es la imagen de un ajolote mexicano, que, a pesar de aparecer en el reverso, rápidamente, se convirtió en el protagonista del diseño, el cual, de por sí, ya es llamativo. Esto no sólo atrajo la atención de la población de nuestro país, sino que, también, cautivó a los miembros de la Sociedad Internacional de Billetes de Banco (IBNS, por sus siglas en inglés), quienes le otorgaron el Premio al Billete del Año de 2021, siendo el segundo año consecutivo que un ejemplar del Banco de México recibe tal distinción.




Resaltando la belleza del México prehispánico

El coloquialmente llamado ‘billete del ajolotito’ está impreso en polímero, conserva el color rosado, característico de las versiones anteriores de 50 pesos, y su diseño es de formato vertical.


En la cara frontal, destaca, en primer plano, a un águila parada sobre un nopal, con el Atl tlachinolli (una metáfora del agua y la hoguera, dos elementos opuestos pero complementarios) en el pico. Dicha imagen es un fragmento del monolito llamado Teocalli de la Guerra Sagrada, tallado por órdenes de Moctezuma II, que se exhibe en el Museo Nacional de Antropología. A los costados del escudo, se puede apreciar el símbolo mexica de la Luna o Meztli.


Como escenario, en segundo plano, se observa una representación de Tenochtitlan, tomada de una parte del mural hecho por Diego Rivera, titulado La Gran Tenochtitlan (Vista desde el Mercado de Tlatelolco), ubicado en el Palacio Nacional.


En la parte posterior, se aprecia una ilustración del entorno lacustre y de chinampas de Xochimilco, con el ajolote mexicano en primer plano.


El más bello entre todos

De acuerdo con la IBNS, durante 2021, se lanzaron más de 100 billetes nuevos en todo el mundo, de los cuales sólo 20 fueron nominados para obtener el Premio al Billete del Año, en reconocimiento a la importancia estética y cultural de su diseño. Junto al papel moneda mexicano, competían otros que, de igual forma, tenían altas posibilidades de ganar, como el de Rumania, de 20 leus; el de Escocia, de 50 libras; el de las Islas Cook, de tres dólares; y el de China, de 20 yuanes, conmemorativo de las Olimpiadas de Invierno de 2022.


A principios de abril de este año, se realizó la premiación y se dio a conocer que el representante del Banco de México, en medio de una votación muy cerrada, se había llevado la victoria al billete más hermoso de 2021, superando al de Santo Tomé y Príncipe, de 200 dobras, que quedó en segundo lugar y que muestra, en su anverso, un retrato de Rei Amador, líder de la rebelión de los esclavos, en 1595; y en su reverso, una ilustración del ave suimanga de Príncipe.


La tercera posición resultó en un empate entre el billete costarricense de 10 mil colones, que, al frente, muestra al expresidente José Figueres Ferrer, y atrás, la ilustración de una selva, con flores de orquídeas y a un perezoso; y el del Banco de Inglaterra, de 50 libras, con la fotografía de la reina Isabel II, en la cara principal, y la del matemático inglés Alan Turing, junto con su computadora, en la parte posterior.


Familia G, de ganadores

Como ya mencionamos, esta reciente distinción es la segunda consecutiva para México, ya que, en el concurso del año pasado, que premió al mejor billete de 2020, el ganador fue el de 100 pesos, también, perteneciente a la familia G, de entre 24 nominados.


El diseño de dicho billete resalta la imagen de Sor Juana Inés de la Cruz, importante poeta y escritora de la literatura novohispana, con una perspectiva del patio principal del antiguo Colegio de San Ildefonso, como fondo, recinto emblemático de la labor educativa durante el período colonial.


La parte posterior refleja una vista del ecosistema de la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, ubicada en el estado de Michoacán y parte del Estado de México.





Sobre el Premio IBNS

La Sociedad Internacional de Billetes de Banco, fundada en 1961, es una organización educativa sin fines de lucro, formada por coleccionistas e investigadores del papel moneda de todo el mundo. El Premio al Billete del Año es un proyecto que pretende reconocer su diseño, tomando en consideración tanto motivos estéticos como culturales, así como la incorporación de medidas de seguridad innovadoras.


Para poder participar, cada país debe presentar su billete nominado antes del 31 de enero del año en que se realizará la premiación. Un requisito indispensable es que el ejemplar tiene que estar en circulación, es decir, los desmonetizados no pueden concursar. Actualmente, la IBNS cuenta con más de 2 mil miembros en más de 90 países del mundo.



Si llegara a sus manos un billete 50 pesos, del ajolotito, le recomendamos que lo guarde y no lo deje ir, pues ha pasado de ser un ‘simple’ método de pago a ser casi una reliquia. Esto, además del premio recibido, por su escasez, ya que el Banco de México sólo imprimió 60 millones de unidades para circular en todo el país, en comparación con los 120 millones de billetes de 20 pesos; los 150 millones, de mil pesos; y los 605 millones, de 500 pesos, el ejemplar más abundante. Es por ello que, en Mercado Libre, por ejemplo, es posible encontrar en venta el billete del ajolote, a precios muy por encima de su denominación, desde 189 pesos hasta los 500 mil.


Comentarios


bottom of page