top of page
Buscar

Muere Harriet, la tortuga




El 23 de junio de 2006, Harriet, la tortuga considerada como el animal en cautiverio más viejo de la historia (aunque existen datos de otros ejemplares mayores), falleció a los 176 años de edad, a causa de un paro cardíaco, según los informes oficiales del Zoológico de Australia, sitio donde vivió sus últimos años. Pesaba 150 kilos y lo que la hacía tan especial, además de su longevidad, era que fue capturada y estudiada por el mismísimo Charles Darwin, en el siglo XIX.


Alrededor de 1835, el naturalista inglés se encontraba de viaje por las Islas Galápagos, para examinar su fauna; ahí, recogió tres tortugas de la especie Geochelone nigra porteri, a las que nombró, pensando que eran machos, Tom, Dick y Harry, y las llevó a Inglaterra para su estudio. Se desconoce qué sucedió después con los otros ejemplares, sin embargo, Harry fue trasladada posteriormente a Australia, al Jardín Botánico de Brisbane y, luego, al Zoológico de Australia, su última morada. Fue hasta la década de 1950, cuando se descubrió que era hembra, por lo que la rebautizaron como Harriet. Antes de morir, ésta entró al libro Guiness de los récords mundiales, como el animal más longevo del mundo, sumando entonces 175 años de vida.



Comentarios


bottom of page