top of page
Buscar

Museos bajo el agua




Cuando se piensa en visitar algún museo, por lo general, se suele imaginar un edificio con grandiosas exposiciones, ya sean de pinturas o esculturas, las cuales son un reflejo de otras épocas o de alguna nueva corriente artística. Pero, actualmente, existen unos museos que se encuentran en un lugar poco convencional y cambian por completo la experiencia de caminar todo un día, para apreciar dichas muestras artísticas; éstos son los museos submarinos.

 

Para visitar alguno de ellos, es necesario saber bucear, porque, en la mayoría de los casos, hay que sumergirse a varios metros de profundidad, para admirar las obras. A continuación, le presentamos algunos de ellos:

 


Ciudad Sumergida de Cleopatra (Egipto)

Aunque este no es, como tal, un museo, es importante mencionarlo porque su existencia ha sido una fuente de inspiración para los museos submarinos que se crearon a propósito.

 

En el norte de Egipto, en las costas de Alejandría, se hallan unas ruinas que, se cree, son de la misma época que Cleopatra VII. En la bahía, se han encontrado estatuas de deidades, como Osiris, fragmentos de mesas de granito, monumentos sumergidos que, alguna vez, fueron palacios, entre otros tesoros. Estos restos de la ciudad de Alejandría están bajo el agua por diversas invasiones, sucesivos terremotos y porque el nivel del mar subió. Tristemente, hasta el momento, no hay iniciativa para que este lugar sea transformado en museo.

 



Museo submarino de Cape Tarkhankut  (Rusia)

Este museo es conocido como El callejón de los líderes y está ubicado en Crimea, en la costa septentrional del mar Negro. Es una propuesta que nació gracias a Vladimir Borumensky, quien, desde hace más de 20 años, se puso a juntar bustos y estatuas dañadas de los viejos líderes comunistas, las cuales fueron retiradas en la caída de la Unión Soviética.

 

Los bustos corresponden a personajes, como Lenin, Stalin, Marx, entre otros, que, en suma, forman esta interesante colección de 50 piezas diferentes. Además, hay réplicas de algunas atracciones turísticas representativas del mundo, como es el caso de la Torre Eiffel y el Tower Bridge de Londres.

 

Puerto de Herodes (Israel)

A seis metros bajo el nivel del mar, en la costa de Cesarea, se encuentra sumergida una ciudad que, en su tiempo, sirvió como un puerto comercial para el Imperio Romano, alrededor del siglo X a. C. Este museo, Herodes Harbour, abrió en el año 2006 y, en él, se puede apreciar, al bucear de exposición a exposición, columnas de mármol, anclas, naufragios de la época fenicia y bizantina, un faro en ruinas, cimientos originales y pedestales. Cuenta con cuatro senderos, bien señalizados, y una exposición de 36 sitios diferentes de interés; tres de los senderos están pensados para los buceadores principiantes, mientras que sólo uno es para personas un poco más experimentadas. Además, a todos los visitantes se les da un mapa a prueba de agua, para así vivir la experiencia completa.

 

Underwater Sculpture Park (Granada)

En 2006, dos años después de que el huracán Iván pasara por la bahía Molinere, el artista y fotógrafo Jason deCaires Taylor realizó el primero de sus museos submarinos. Lo que él pretendía era crear esculturas y sumergirlas en el mar, para así crear arrecifes artificiales; por ello, su expresión artística, en donde se mezcla el arte y la naturaleza submarina, es llamada Earth works, Eco-Art o Land Art.

 

A cinco metros de profundidad y por un espacio de 800 metros cuadrados, es posible admirar 65 esculturas, las cuales fueron hechas a mano, con hormigón y varilla corrugada, que representan figuras humanas y embarcaciones ancladas en el fondo de la bahía Moliniere. Entre las obras que se pueden apreciar están: Vicisitudes, que representa a un grupo de niños de diferentes etnias, tomados de la mano, y El último corresponsal, donde se mira a un hombre sentado en su escritorio, con su máquina de escribir.

 


Museo Atlántico Lanzarote (Islas Canarias)

En la bahía de Las Coloradas, el Museo Atlántico Lanzarote, que fue inaugurado en 2016, muestra a sus visitantes, buceadores y submarinistas, estatuas que representan a unos niños que viajan en una barca, hombres de negocios que juegan en un columpio, una pareja tomando fotografías y una persona mirándose al espejo.

 

A 12 metros de profundidad y con una superficie de 2 mil 500 metros cuadrados, se divisan obras de arte (mitad humanas, mitad cactus), que recuerdan al espectador la unión que existe y que no se debe perder entre humano y naturaleza. La exposición cuenta con 300 esculturas diseñadas por el artista británico Jason deCaires Taylor, las cuales se realizaron con moldes de personas reales, de los mismos residentes de Lanzarote.

 


Side Underwater Museum (Turquía)

Este museo, inaugurado el 31 de octubre de 2015, se encuentra en la ciudad costera de Side, en la provincia de Antalya, en la parte oriental de la costa de Panfilia. Cuenta con más de 100 figuras, que se encuentran a unos 25 metros de profundidad. Las cinco áreas en las que está dividida la exposición se basan en las siguientes temáticas: La guerra de independencia, Derviches girando, Jardín de flores, Caravana de camellos y El templo de Poseidón.

 

Las estatuas miden desde un metro hasta seis metros de altura; algunas de ellas están lo suficientemente cerca de la orilla como para que los novatos en buceo sean capaces de apreciarlas. Sin embargo, para visitar este lugar, que está abierto todos los meses del año, primero, hay que verificar cuáles son las condiciones climáticas, para que la experiencia sea totalmente satisfactoria. 

 


Museo Subacuático de Arte [MUSA] (Cancún, México)

En 2009, el MUSA (Museo Subacuático de Arte) fue la segunda creación del artista Jason deCaires Taylor, la cual cuenta con una colección de 400 obras escultóricas, distribuidas en 420 metros cuadrados, en la costa de Cancún, México.

 

Es considerado el museo acuático más grande del mundo y está conformado por dos galerías, llamadas Manchones y Punta Nizuc. La primera, ubicada frente a la costa de Isla Mujeres, tiene ocho metros de profundidad y se le puede visitar haciendo buceo; la segunda tiene cuatro metros de profundidad y es recomendada para tours de snorkeling, aunque, también, hay recorridos en barco con fondo de cristal.

 

Estas nuevas propuestas de museos, junto con sus piezas de arte, tienen como objetivo demostrar lo importante que es la conservación del medio ambiente y crear un nuevo hábitat artificial para las especies marinas, para así ayudar a los corales dañados por la propia intervención humana. Además, es fascinante ver este tipo de arte, pues como el mismo Jason menciona: “El mar es un lugar maravilloso para exponer, ya que hay juegos de luces naturales cambiando cada media hora y explosiones de arena”, por lo que es factible decir que nunca será la misma experiencia, ya que siempre está cambiando como la vida misma.

 

Comments


bottom of page