top of page
Buscar

IMECA



¿Cómo amaneció el aire, hoy?



Debido a la creciente urbanización de la Ciudad de México y la zona metropolitana, en las últimas décadas –que ha implicado un aumento de la quema de combustibles fósiles por causa de la actividad industrial y doméstica, así como un incremento en las emisiones por parte de los medios de transporte motorizados tanto terrestres como aéreos–, el aire que respiramos va perdiendo pureza y se va llenando de contaminantes.


Hay ocasiones en las que el aire está más limpio o menos contaminado que en otras, y hay ciertos niveles de contaminación que el ser humano puede tolerar. Sin embargo, cuando dichos niveles se sobrepasan, se genera un efecto negativo en el medio ambiente y en la salud de los seres humanos y de la fauna, como enfermedades respiratorias y cardiovasculares, además de que algunos contaminantes, como las partículas suspendidas, están asociados con el aumento de visitas a las salas de urgencias y la mortalidad.


Con el fin de poder conocer las condiciones del aire que respiramos, determinar los parámetros de contaminación y, así, procurar el bienestar de la población, advirtiendo sobre los efectos en la salud, existe el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA), el cual es una escala adimensional simple de las concentraciones de los contaminantes criterio; se divide en cinco categorías, representadas, cada una, con un color según el nivel de gravedad.



El índice de la calidad del aire se reporta en cada una de las 29 estaciones automáticas de monitoreo de la Ciudad de México y la zona conurbada, cada hora, los 365 días del año. Cuando los niveles son peligrosos, se informa a través de los canales oficiales y los medios de comunicación, y se toman ciertas medidas, como suspensión de clases, restricción en la circulación vehicular, entre otras. Sin embargo, no siempre la calidad del aire es tan dañina, pero puede estar ya en un nivel de riesgo para personas sensibles. Es por ello que, antes de realizar alguna actividad al aire libre, se recomienda consultar el estatus; esto puede hacerse a través de la aplicación móvil Aire, de la Dirección de Monitoreo Atmosférico, disponible para Android y iOS.



El IMECA se diseñó en 1982, con fundamento en el Pollutant Standard Index (PSI), de los Estados Unidos, y en las normas de protección a la salud vigentes, estableciendo el intervalo de 100 puntos como el límite de protección a la salud para cada contaminante. No obstante, desde el año 2006, el fundamento es la Norma Ambiental del Distrito Federal NADF-009-AIRE-2006, donde se estipulan los requisitos para su cálculo y difusión, tomando en cuenta cinco contaminantes criterio: dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas. Considera una escala del 0 al 500, aunque con la indicación de que cualquier nivel superior a 100 implica ya un riesgo para la salud, agravándose éste conforme aumenta el intervalo, tal como puede observarse en la tabla.



Comments


bottom of page