top of page
Buscar

Siete ecotips para salvar el planeta desde la oficina




La preocupación mundial por el cuidado del planeta y la creación de un futuro más verde es un trabajo en equipo, que debe hacerse desde todos los ámbitos posibles y en el día a día. Como seres humanos, tenemos la gran misión de llevar una vida lo más ecológica posible, sobre todo, en los lugares donde pasamos la mayor parte del tiempo, como nuestra propia casa, pero, también, aplica en la oficina a la hora de desempeñar nuestras funciones.


Aquí, le compartimos siete formas de contribuir desde este lugar.

1. Reduzca el desperdicio de papel

En las oficinas, se desechan millones de toneladas de papel cada año. Ayude a minimizar ese desperdicio, primeramente, imprimiendo sólo los documentos que sean necesarios. Pregúntese si, mejor, puede enviar tales archivos por e-mail, guardarlos electrónicamente o acarrearlos y consultarlos desde su dispositivo móvil, ya sea tableta, celular o laptop. Segundo, si en realidad los debe imprimir, hágalo por ambas caras del papel o, en su defecto, en hojas recicladas. Asimismo, utilice estas últimas para hacer anotaciones, como pendientes, avisos, etcétera., en vez de utilizar una libreta nueva.


2. Utilice los dispositivos electrónicos de manera eficiente

Hay diversos equipos que conectamos en la oficina, tales como computadoras, impresoras, lámparas, cargadores, entre otros. Cuando no esté usando alguno de éstos, suspéndalos o apáguelos y desconéctelos de las tomas de corriente. Si su oficina todavía posee los cables conectados a la pared directamente, cambie a regletas de enchufes, que son mucho más eficientes desde el punto de vista energético.


3. Coloque plantas en la oficina

La contaminación del aire interior es un grave problema ambiental. Tener plantas resulta mucho más beneficioso que sólo embellecer el espacio, ya que éstas absorben la contaminación del aire y aumentan el flujo del oxígeno alrededor. Es muy práctico, particularmente, en espacios reducidos, con presencia de varias personas. De igual manera, procure la ventilación natural de las áreas, manteniendo abiertas las ventanas, en lugar de encender ventiladores y aire acondicionado, los cuales consumen mucha energía.


4. Opte materiales reciclados

Emplear suministros hechos completamente de materiales reciclados también es una buena opción. Esto minimizará el desperdicio adicional o innecesario de recursos naturales. Puede considerar desde bolígrafos ecológicos, cintas de embalaje, pizarras, libretas y archiveros hasta mobiliario.


5. Evite los recipientes desechables

Llevar su propio almuerzo al trabajo en recipientes reutilizables es altamente sostenible para el medio ambiente. Si utiliza vasos de papel o de espuma de poliestireno para su café de la mañana, por ejemplo, intente cambiar a una taza o termo. De esta manera, no sólo beneficiará al planeta, sino que también ahorrará dinero.


6. Aproveche la luz natural

Evite prender lámparas o luces artificiales a menos que sea estrictamente necesario, por ejemplo, si es un espacio extremadamente oscuro o es de noche. De lo contrario, durante el día, aproveche la iluminación que ofrece el sol.


7. Busque alternativas de movilidad

En términos de ecología, siempre será recomendable tomar el transporte público, por aquello de la reducción de emisiones contaminantes. Sin embargo, también, sabemos que es más cómodo y seguro utilizar un medio propio. Si usted opta por acudir a su trabajo en su carro particular, una buena opción sería llevar a compañeros que vivan cerca de su casa o cerca de la ruta que utiliza, para evitar la presencia de más automóviles en las calles.


Como los anteriores, existen varios hábitos ecológicos que ya tenemos en casa, sólo necesitamos trasladarlos a la oficina para que contribuyamos, con otro granito más, a cuidar el planeta. También, puede animar a sus compañeros a seguir estas recomendaciones; verá que los resultados serán mucho mejores.

Comments


bottom of page