top of page
Buscar

Conjuntivitis

Definición

Conjuntivitis bacteriana

Es la inflamación de la conjuntiva bulbar y tarsal, por la acción de agentes infecciosos, alérgicos, tóxicos o mecánicos. Aunque es limitada, puede progresar y causar serios problemas oculares y extraoculares.



Factores de riesgo

Conjuntivitis viral

Contraer conjuntivitis (papilar, atópica, infecciosa o mecánica irritativa) se debe a múltiples causas, entre ellas:

1. La disfunción de la glándula de Meibomio.


2. Anormalidades en la estructura de los anexos oculares, trauma, malposición palpebral y deficiencia de la película lagrimal.

Conjuntivitis alérgica

3. Propensión genética a la atopia.


4. Sustancias irritantes del medio ambiente.


5. Uso de lentes de contacto.


6. Antecedentes de quimioterapia y tratamiento inmunosupresor.


7. Obstrucción del conducto lagrimal, otitis media aguda, faringitis, sinusitis.


8. Antecedentes de trauma oftálmico.

Cuadro clínico


La enfermedad se manifiesta principalmente con escozor o picor ocular, sensación de cuerpo extraño, presencia de folículos o papilas, hiperemia, lagrimeo, fotofobia y secreción serosa o purulenta.


La conjuntivitis se puede clasificar:


  • Por su duración: aguda, es la más frecuente y los síntomas duran menos de tres o cuatro semanas; hiperaguda, se presentan síntomas en menos de 24 horas; y crónica, donde los signos y síntomas permanecen por más de un mes, de modo que se deben buscar causas subyacentes, como blefaritis, dacriocistitis, ectropión y ojo seco.

  • Por su etiología: infecciosa, que se subdivide en bacteriana, viral, parasitaria y por hongos; y no infecciosa, como la alérgica, química o la asociada a enfermedades sistémicas (artritis reactiva, lupus, síndrome de Sjögren y de Stevens-Johnson)


Diagnóstico


Se debe realizar una adecuada historia clínica, con énfasis en la presentación de los síntomas, y exploración física, valorando la integridad ocular y buscando si existe evidencia de pérdida de pestañas y presencia de pigmento perilímbico. Asimismo, se deben explorar a fondo los sacos conjuntivales en busca de folículos y quemosis. El estudio microbiológico se limita a circunstancias especiales:

  • Conjuntivitis neonatal.

  • Pacientes inmunodeprimidos.

  • Infección por clamidia, con detección de anticuerpos monoclonales.

  • Con fines epidemiológicos.

  • Mala evolución clínica y antecedentes de enfermedad ocular grave.

Tratamiento


Se divide en farmacológico y no farmacológico; además, la prevención es un pilar importante para reducir las posibilidades de contraer conjuntivitis, por lo que se deben indicar medidas de higiene personal, como el lavado de manos, y dentro del trabajo, que implican el uso de lentes protectores en industrias dedicadas al envase y embalaje, y donde se manipulen y almacenen productos químicos u otros materiales.





Bibliografía.

1.- Guía de práctica clínica. Diagnóstico y tratamiento de la conjuntivitis. CENETEC, IMSS-035-08.

2.- Martín, M. et al. (2009). Lo esencial de conjuntivitis. FMC. Vol. 16(2): 106-110.

3.- Riordan-Eva, P. y Cunningham Jr., E. (2012).Vaughan y Asbury. Oftalmologia general. McGrawHill, 18 ª edición, cap. 5.

Comments


bottom of page