top of page
Buscar

Fallece Alfred Nobel



El 10 de diciembre de 1896, a los 73 años de edad, falleció, en San Remo, Italia, el inventor de la dinamita y fundador de los prestigiosos Premios Nobel. Era un chico tímido, curioso y muy inteligente, a quien le gustaba mucho leer; además, hablaba cinco idiomas: sueco, ruso, francés, inglés y alemán.


Se formó como ingeniero y químico con algunos de los científicos más importantes de su época, y siguiendo los pasos de su padre, que había inventado minas y proyectiles, Alfred realizó experimentos con la nitroglicerina, un material altamente explosivo que se había descubierto en 1846. Estas investigaciones lo condujeron a la invención de la dinamita.


Así, acumuló una enorme riqueza, pero, también, un cierto complejo de culpa por los males y la destrucción que sus inventos causarían a la humanidad en los campos de batalla. Cuando murió y su testamento se abrió, sorprendió al destinar su fortuna a la creación de la Fundación Nobel, con el encargo de otorgar una serie de reconocimientos anuales a aquellas personas que se distinguieran por sus contribuciones en beneficio de la humanidad, en los terrenos de la física, la química, la medicina, la literatura y la paz.

Comments


bottom of page