top of page
Buscar

Ocho maneras en las que el internet ha cambiado nuestra vida

“Internet es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social”.


Manuel Castells, sociólogo español






Con el rápido desarrollo del internet, nuestro día a día está en constante cambio. Cada vez más actividades se llevan a cabo a través de dispositivos electrónicos conectados a la web, ofreciendo mayor facilidad y comodidad.


¿Puede imaginar su vida sin internet? Sólo, cierre los ojos por un momento y piense cómo era ésta antes de la web. Nada de compras en línea y a domicilio, cero transacciones bancarias con un clic y desde casa, y ni qué decir de tener acceso a información noticiosa en tiempo real.


Lo que sea que hagamos, desde la manera en la que compramos hasta la forma en que trabajamos y nos comunicamos, el internet ha cambiado nuestros hábitos de distintas formas, tales como las siguientes:


Ver televisión y escuchar música

El uso del DVD, el CD y otros medios físicos para dichas acciones está disminuyendo a medida que la transmisión de contenido vía streaming u on demand en televisores, tabletas y teléfonos inteligentes se vuelve más popular. Servicios de ese tipo, como Netflix, Spotify, Amazon Prime, entre otros, están creciendo, cada vez más, su base de suscriptores; lo que demuestra que ver televisión y escuchar música bajo demanda ya es parte de nuestra vida.


Realizar operaciones bancarias

¿Recuerda las largas filas en el banco? Internet ha hecho mucho más fácil llevar a cabo las transferencias de dinero, el pago de facturas y la configuración de pagos regulares en línea desde cualquier lugar y sin salir de casa. Aunque algunas personas aún no confían plenamente en los servicios bancarios digitales, como las aplicaciones móviles o las páginas electrónicas, muchas otras prefieren estos canales, principalmente, porque ahorran tiempo, por la inmediatez y porque ya no tienen que andar con dinero en físico.


Encontrar el amor

La web también ha ayudado a revolucionar la forma en que las personas buscan relaciones amorosas, ya sea algo momentáneo, parejas estables o hasta matrimonio. En lugar de confiar en la casualidad, como sucede en la vida fuera de la web, están utilizando las apps y los sitios online de citas para vivir un romance virtual y encontrar a su media naranja.


Hacer las compras

Anteriormente, había que tomar el coche o caminar para ir a la tienda y de regreso; sin embargo, ahora, ya podemos acceder a ella y adquirir una serie de productos y servicios a través de internet, desde la comodidad de nuestra cama o sillón; ya sea nuestra comida favorita hasta un viaje en crucero. El aislamiento por COVID-19 dio impulso a esta tendencia, haciendo que los negocios, de todos los tamaños, abrieran canales en línea para atender a sus clientes, al mismo tiempo que éstos necesitaban salir lo menos posible de sus hogares.


Trabajar

Las conexiones a internet de alta velocidad han dado a los trabajadores acceso casi instantáneo a la información que necesitan para llevar a cabo sus labores, mientras que las videoconferencias y las presentaciones con colegas del otro lado del mundo se han vuelto algo común. Esta modalidad de trabajo ha crecido de tal forma que se prevé que algunas organizaciones la adopten de manera definitiva.


Estudiar

En todo el orbe, la enseñanza en línea ha supuesto una revolución en el campo de la educación y el intercambio de conocimientos. Basta con tener una conexión a internet y una computadora para inscribirse fácilmente y asistir a un curso o a clases vía remota. En México, hemos visto cómo todos los niveles de escolaridad y otras áreas de aprendizaje se han adherido a esta forma de estudio, que ha demostrado tener varias ventajas.


Cuidar nuestra salud

Internet ha permitido grandes innovaciones para mejorar y brindar el más alto nivel de atención al paciente y facilitar el tratamiento. En muchos casos, las visitas al médico ya no tienen que ser presenciales, ahora, sólo es necesario conectarse a una videollamada para tener una cita. Además, tanto los profesionales de la medicina como los pacientes pueden acceder a una diversidad de aplicaciones tecnológicas que ayudan a monitorear la salud y a accionar ante señales de alerta.


Estar informados

Aunque la radio, la televisión y los medios impresos no han perdido su vigencia; son cada vez más las personas que utilizan los sitios web de noticias, las apps, las suscripciones digitales, las redes sociales y los podcasts para mantenerse al tanto sobre lo que les interesa y lo que sucede en el mundo. La gran ventaja de esto es el acceso a la información y la actualización de ésta en tiempo real.



La tecnología del internet es joven, sin embargo, ha crecido y madurado rápidamente a lo largo de más de veinte años, y no se puede negar que ha afectado a casi todos los habitantes del planeta, en muchos ámbitos. Y aunque tiene sus detractores, indudablemente, la web está haciendo numerosas cosas por nosotros, dejándonos claro que tiene mucho por ofrecer todavía.



De acuerdo con el informe Digital 2021, de Hootsuite y We Are Social, los usuarios de internet en todo el mundo superaron los cuatro mil 700 millones el primer trimestre de este año, lo que supone un 60 % de la población global.

留言


bottom of page