top of page
Buscar

Pointer inglés




Es un perro criado originalmente para trabajo en el campo. No es una raza cazadora, aunque sí participa en las labores de caza; y es que, cuando identifica una presa, adopta una postura característica, con la cola y el hocico rectos horizontalmente, y una de sus patas delanteras levantada, con la muñeca doblada, como si estuviera señalando o apuntando hacia el objetivo. De ahí, su nombre, pointer, que significa “puntero” o “indicador”. Actualmente, se crían para muestra o exhibición.


Características físicas

Se considera de talla grande y de porte elegante; es de cuerpo delgado, aunque musculoso. Tiene el hocico alargado, las orejas caídas y su pelaje es liso y corto. Se caracteriza por su pigmentación bicolor, de base blanca, con manchas negras o de distintos tonos de marrón; no obstante, pueden encontrarse algunos ejemplares tricolor.


En cuanto a la talla, los machos pesan entre 55 a 75 libras (25 a 34 kg) y miden entre 22 y 24 pulgadas (55 a 60 cm), mientras que las hembras pesan entre 44 y 66 libras (20 y 29 kg) y miden entre 21 y 24 pulgadas (54 y 60 cm).



Personalidad

Al ser un perro de trabajo, requiere de paseos enérgicos, sin embargo, tiende a ser tranquilo. Su hábitat ideal es el campo, aunque puede adaptarse a vivir en el hogar, como mascota familiar. En ese entorno, la personalidad del pointer es afable y cariñosa con la gente, y puede convivir bien con otros perros y animales domésticos, siempre y cuando se le socialice adecuadamente con ellos y, de preferencia, desde edades tempranas. De igual manera, dado su carácter enérgico, necesita algo de adiestramiento. No es un perro guardián o apto para la protección, sin embargo, si algún extraño se acerca a la puerta, el perro sí emitirá un par de ladridos de alerta.


Origen

De acuerdo con los expertos, los perros pointer son originarios de las islas británicas y existen desde el siglo XVII, empleados para señalar a los cazadores dónde se ubicaban las presas, generalmente liebres. Solían trabajar en conjunto con los perros galgos, quienes se encargaban de perseguir y cazar al animal.


Por sus cualidades en la detección de presas, los pointer se volvieron muy populares para la caza durante el siglo XVIII. No se tiene muy claro cuáles son exactamente sus antepasados, pero los expertos señalan que podría ser el perro de San Huberto (bloodhound), el foxhound y el galgo; incluso, se ha llegado a mencionar que el Terranova, el setter y hasta el bulldog originales podrían estar involucrados en la mezcla.


Cuidados

Debido a su alta energía, y como ya mencionamos, el pointer requiere de constante actividad física; hablando de un perro adulto, necesita de más de 40 minutos y hasta más de dos horas de ejercicio diario.


Es una raza fuerte y resistente, sin embargo, es propensa a presentar displasia de cadera, lo cual, a la larga, les provoca problemas de movilidad y estabilidad. Para prevenir esto, es importante que, cuando el perro alcance la edad adulta, se le realicen pruebas constantes de cadera.


En cuanto a la alimentación, al ser un perro de talla grande y activo, requiere del equilibrio de nutrientes, con una dieta adecuada en proporción a su peso y que incluya suficientes minerales y vitaminas. Uno de los problemas frecuentes de esta raza es la distensión de estómago y otros problemas estomacales, por lo que es preciso administrarle comidas en porciones reducidas o moderadas, para aminorar el riego a estos males.


Con los cuidados adecuados, la esperanza de vida de un pointer es entre 12 a 14 años.


¿Conocía esta raza?

Comentários


bottom of page