top of page
Buscar

Se desata el Efecto Tequila, en México





Fue una crisis financiera ocurrida entre finales de 1994 y 1995, que se generó por la falta de reservas internacionales, la devaluación de la moneda mexicana y el fortalecimiento de la divisa extranjera. El nombre de este fenómeno hace alusión a la bebida destilada mexicana porque se compara entre las consecuencias que puede tener una persona a raíz de una borrachera y la situación económica nacional, es decir, toma de malas decisiones, que se reflejan en un desbalance de las finanzas.


La crisis ocurrió en el período de cambio de administración presidencial, en donde Carlos Salinas de Gortari le cedía la silla a Ernesto Zedillo. Así, el 20 de diciembre de 1994, se conjugaron varios problemas que venían acumulándose desde principios de la década, tales como la crisis en la balanza de pagos, finanzas públicas y la reciente privatización de la banca y la política. Las consecuencias fueron la caída del peso hasta en un 300 % respecto del dólar, desencadenando una alta inflación, falta de capital en los bancos, intereses muy altos y crisis en la actividad comercial. Esto obligó a muchas empresas a hacer recortes de personal o, incluso, declararse en quiebra.


Para solucionar el problema, el gobierno recurrió a la entrada de millones de dólares al Fondo Monetario Internacional, por parte de Estados Unidos y otros organismos, con el fin de estabilizar el precio del dólar.

Comentarios


bottom of page