top of page
Buscar

Arranca la Liga Mexicana de Softbol


Una nueva era para el deporte femenil profesional en México y América Latina

 



En un hito histórico para el deporte femenil en México y América Latina, en septiembre pasado, se anunció la creación de la Liga Mexicana de Softbol (LMS), una iniciativa impulsada por la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y su presidente ejecutivo, Horacio de la Vega. Este nuevo organismo se presenta como una plataforma que busca fomentar la equidad de género, la innovación y el desarrollo del deporte profesional femenil en el continente.

 

El softbol en América Latina y México: un recorrido histórico

 

Imposible entender la trascendencia de este suceso, sin antes dar un vistazo a los antecedentes de este deporte. Y es que si bien el softbol ha estado históricamente eclipsado por el brillo del beisbol, ha ido haciendo, poco a poco, su propia carrera en los campos deportivos de América Latina.

 

Originado a fines del siglo XIX, en los Estados Unidos, como una versión indoor del beisbol, este deporte comenzó a difundirse por el continente, en el siglo XX, adaptándose a las características y necesidades locales. Los países latinoamericanos, influenciados por las ligas y encuentros norteamericanos, comenzaron a formar sus propias asociaciones y equipos, generando un movimiento que, aunque, al inicio, fue más modesto, gradualmente, fue ganando fuerza y reconocimiento.

 

Pese a que sus orígenes en México son menos documentados que los de su hermano mayor, el beisbol, se sabe que el softbol comenzó a practicarse durante la primera mitad del siglo XX, importado gracias a los intercambios culturales y deportivos con Estados Unidos. En particular, las zonas norteñas, donde el beisbol ya era un deporte de tradición, vieron nacer los primeros equipos de softbol.

 

Con el tiempo, este deporte no sólo se extendió a otras regiones del país, sino que, también, se convirtió en un espacio importante para la participación femenina, proporcionando una plataforma para que las mujeres demostraran sus habilidades y pasión en el diamante.

 

 

Horacio de la Vega, presidente ejecutivo de la Liga Mexicana de Beisbol, ha señalado que la creación de la Liga Mexicana de Softbol representa el primer circuito profesional de softbol femenil en México y América Latina.

 

Por su parte, Rolando Guerrero, presidente de la Federación Mexicana de Softbol, expresó la singularidad de esta liga: “En pocos países, hay ligas profesionales de softbol. En América, la Liga Mexicana de Béisbol y Softbol serán pioneras. Cuentan con todo nuestro apoyo".

 

Arranca la primera edición


La primera temporada de la LMS acaba de dar inicio, el 25 de enero pasado, y concluirá el 3 de marzo, de acuerdo con el calendario oficial, con la participación de seis equipos.

 

Los playoff –o serie de campeonato– se llevarán a cabo del 5 al 10 de marzo. La serie por el título de la LMS se llamará Serie de la reina, la cual tendrá lugar del 12 al 17 de marzo.

 

Los seis clubes pioneros son: Diablos Rojos del México, Bravos de León, El Águila de Veracruz, Leones de Yucatán, Olmecas de Tabasco y Sultanes de Monterrey. Todos ellos disputan sus partidos en los estadios de sus homólogos masculinos de la LMB.

 

Un enfoque nacional con miras internacionales

 

Uno de los objetivos fundamentales de la LMS es preparar a las softbolistas para competencias internacionales y, potencialmente, para los Juegos Olímpicos de 2028. Es por ello que la liga tendrá una fuerte presencia de talento local, con entre el 80 y el 90 por ciento de peloteras nacidas en México, aunque, también, se abrirá espacio para el talento extranjero, que abarcará entre el 10 y el 20 por ciento.

 

El proceso de selección de las jugadoras se lleva a cabo a través de un draft, en colaboración con la Federación Mexicana de Softbol y la World Baseball Softball Confederation (WBSC). La meta es categorizar a las jugadoras por posición o nivel de juego, para que todos los equipos tengan oportunidades equilibradas.

 

El sueño de muchas se hace realidad

 

En la lista de jugadoras pioneras que forman parte de la LMS, figura Stefanía Aradillas, quien participó en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La deportista declaró: “Me emociona mucho formar parte de esta primera generación de peloteras que haremos historia. Lo que más me emociona es que las niñas que ahora están en ligas pequeñas podrán soñar con representar a una de estas organizaciones; no tendrán que esperar veinte años o más, como yo lo tuve que hacer, para que sea una realidad”.

 

Asimismo, la jugadora Olivia Guadalupe de la Torre Contreras, quien, al respecto, señaló: “Es un honor y un orgullo que nos tomen en cuenta para hacer una liga profesional de softbol, ya que este es un deporte que nos ha abierto las puertas tanto deportivamente como académicamente. Es un honor y un privilegio estar aquí; más que nada, estar respaldadas por el apoyo de la LMB. Es un sueño esta liga; será un parteaguas”.

 

 

El surgimiento de la Liga Mexicana de Softbol no es sólo un paso adelante para el deporte en México, sino, también, un hito para la promoción y reconocimiento del talento femenino en América Latina. Simboliza un compromiso con la equidad de género, la profesionalización del deporte y la pasión que muchas atletas han puesto en el diamante a lo largo de los años.

 

Sin duda, su creación marca un nuevo capítulo en la historia deportiva de nuestro país, uno donde las futuras generaciones de peloteras pueden soñar en grande y aspirar a alcanzar nuevas cumbres, respaldadas por una estructura profesional que las valora y apoya.

Comentarios


bottom of page