top of page
Buscar

La Vasconia, la panadería más antigua




 

En la Ciudad de México, existen algunos inmuebles que han sobrevivido al pasar de los años y se han convertido en parte de nuestra historia, como algunos establecimientos y restaurantes que han permanecido por más de cien años.

 

Tal es el caso de La Vasconia, considerada la panadería más antigua de la capital.

 

El negocio comenzó cuando llegaron a México unos migrantes desde Navarra, al norte de España. Como en el centro de la capital había una colonia de vascos, fue así que el español Marcelino Zugarramurdi fundó la panadería con ese nombre: La Vasconia.

 

Abrió sus puertas en 1870, cuando el presidente Benito Juárez se encontraba en el poder. Ha sobrevivido a varios hechos históricos, como los 30 años del porfiriato y la Revolución Mexicana. Este año, 2024, celebra 154 años de existencia.

 

Se encuentra en un precioso edificio colonial con fachada roja; en los pisos superiores hay pequeños balcones con sus clásicos barandales en color negro y debajo de unos techos rojos afrancesados, un letrero que dice La Vasconia.

 

Comenzó como un local pequeño de 50 metros con cinco empleados, donde vendían entre 10 y 30 piezas de pan blanco; actualmente, en sus 700 metros cuadrados, laboran 70 personas y ofrecen más de 250 variedades de pan, sin contar las galletas, los pastelitos y los postres.

 

El lugar tiene área de comida, en donde hay unas 70 mesas entre la planta baja y el primer piso, donde sus chilaquiles se han vuelto legendarios, y hay una rosticería.

 

 

En aquellos años, no existía el autoservicio, para comprar un pan tenía uno que señalarlo en el mostrador donde se exhibía, el vendedor lo colocaba en una charola y luego se pasaba a pagar a la caja. Esto cambió hasta los años 50, cuando el cliente comenzó a pasar con su charola y pinzas a elegir según el antojo.

 

 

Poco a poco, el negocio fue creciendo hacia otros ramos, y fue aumentando su producción y también su variedad. Tienen diversidad de pan dulce como las tradicionales conchas, cubiletes, moños, cuernitos, campechanas, donas, chilindrinas, corbatas, panqués de todos los sabores, trenzas de higo y nueces, trenzas rellenas de chocolate, polvorones, churros de cajeta y, por supuesto, ollas humeantes con chocolate caliente como el acompañante estrella.

 

Ofrecen además pastelería, alta repostería y pan rústico, y se distingue por preparar sus tradicionales recetas de pan de muerto para el Día de Muertos y la Rosca de Reyes que hornean diariamente desde el 1 de enero hasta después del festejo, una cantidad de entre 400 a 450 roscas. Aunque las roscas varían en tamaño, cantidad de "Niño Dios" que traen dentro y el sabor del relleno, la que más buscan los clientes es la tradicional con cuatro muñecos y la rellena.

 

Tras vivir el paso de tres generaciones de propietarios en tres siglos diferentes, La Vasconia ha conservado la tradicional forma de amasar con las manos y el uso de ingredientes naturales para la elaboración de su propio pan. Aunque el paso del tiempo los ha llevado a modificar algunas formas de producción, como cambiar el horno de ladrillo por eléctricos. Sin embargo, siguen trabajando en mantener los tradicionales panes.

 

 

Es un lugar lleno de sabor y tradición, donde puede probar decenas de creaciones de la panadería tradicional mexicana.

 

Mientras escoge entre los cientos de panes, no olvide voltear al techo: algunos de los paneles cuentan con diseños para pasteles infantiles.

 

 

Calle de Tacuba #73 esq. Palma

Centro Histórico de la Ciudad de México,

Centro, Cuauhtémoc.

55-5521-0659

Horario: 7 am a 9:30 pm



De acuerdo con datos de Mexipan, México tiene la mayor variedad de pan en el mundo con cerca de 500 tipos. No por nada los mexicanos tenemos fama de ser muy “paneros”.

 

El pan, alimento básico desde hace siglos en numerosas culturas, está presente en el refranero castellano. Estos son algunos de los dichos populares más conocidos:

 

“El que hambre tiene en pan piensa”

"Las penas con pan son buenas"

"De los olores, el pan; de los sabores, la sal"

"Donde pan comes migas quedan"

"Las penas con pan son buenas"

"Pan ganado sabe a gloria"

“Al pan, pan y al vino, vino “

“En la casa que no hay pan, pocas cosas se dan”

“Nueces con pan, ricas están”

“Si tienes pan y lentejas, para que te quejas”

“Lágrimas con pan, pronto se secarán”

“Quien trigo siembra, pan recoge”

“Con pan y vino, se hace/anda el camino”

“Agua y pan, sopas serán”

“Pan, vino y carne, quitan el hambre”

“Pan, uvas y queso, saben a beso”


 

댓글


bottom of page