top of page
Buscar

Los siete edificios más altos de la Ciudad de México



La Ciudad de México es la segunda entidad más habitada de la República Mexicana, con alrededor de 9 millones 209 mil habitantes. Es mundialmente reconocida por su belleza cultural y diversidad, además de por ser una de las urbes principales con mayor actividad económica y financiera de Latinoamérica, pues concentra los poderes del Estado y las oficinas corporativas de las grandes empresas nacionales y multinacionales.


Debido a la alta demanda de espacios y a la alza en la densidad poblacional, el crecimiento de la ciudad se ha extendido hacia las alturas, mediante la construcción de enormes edificios, modernos y sorprendentes; algunos desafían la gravedad y superan a otros que, una vez, fueron considerados como los más altos, por lo que deben contar con una gran capacidad de resistir la amenaza de los sismos constantes que ocurren en la región.


A continuación, le contaremos, brevemente, los detalles de los siete edificios más altos de la capital mexicana, los cuales pueden observarse desde casi cualquier punto de la metrópoli.


Torre Mítikah

Corresponde a un centro urbano, localizado en la zona sur de la ciudad, en la colonia Xoco, en la alcaldía Benito Juárez. Aunque algunas partes continúan en construcción, ya alcanzó una altura de 267.3 metros; contará con 68 pisos y tendrá una superficie total de 4 mil 799 m2, contra 3 mil 296 m2 de construcción. Su edificación comenzó en 2008, fue diseñada por el arquitecto César Pelli y se desarrolló gracias a la alianza entre WSP Cantor Seinuk e Ideurban Tecnologías.


La torre cuenta con las certificaciones internacionales de seguridad estructural, se clasifica como un edificio sustentable y posee varias amenidades para uso exclusivo de sus residentes, como un fitness club, un spa con alberca, áreas infantiles, salón de eventos para 300 personas, sala de cine, entre otras. Asimismo, en los primeros pisos, se encuentra uno de los centros comerciales más exclusivos de la zona.


Torre Reforma

Localizada en la avenida Paseo de la Reforma, la vialidad más representativa e importante de todo el país, tiene una altura de 246 metros y fue, por muchos años, el edificio más grande de la Ciudad de México. Se construyó de 2008 a 2016 y fue obra del arquitecto mexicano Benjamín Romano. Dentro del complejo, se pueden encontrar diferentes áreas de entretenimiento, así como un restaurante y un centro comercial.


Se ubica a unos pasos de la Torre Mayor y cuenta con 57 niveles, de 4.2 metros de altura cada uno, lo que permite el libre paso del aire, mejorando la ventilación y ahorrando en energía; además, posee la certificación que lo califica como edificio sustentable y su diseño se caracteriza por ser más estrecho en su base, agrandándose en los pisos superiores. En 2018, recibió el premio International Highrise, que reconoce a la estructura arquitectónica que combina sostenibilidad ejemplar, forma externa y calidad espacial interna.


Chapultepec Uno

Se trata de uno de los rascacielos más nuevos dentro de la gran urbe mexicana. Cuenta con 58 pisos, sumando una altura total de 241 metros. Abrió en 2019, y uno de sus principales atractivos es el hotel The Ritz Carlton, pero éste aún no está en funcionamiento al 100 %. Por otro lado, el resto del edificio está ocupado por oficinas corporativas, en una parte, y por departamentos, en otra. De igual forma, se encuentra sobre la avenida Paseo de la Reforma, enfrente del Bosque de Chapultepec, por lo que ofrece las mejores vistas de la Ciudad de México.


El edificio tiene con helipuerto y estacionamiento subterráneo. La construcción se llevó a cabo por Grupo Arquitectoma, que tomó en cuenta la gran actividad sísmica de la urbe, colocando escaleras de emergencia presurizadas como medida de seguridad.


Torre BBVA

Como su nombre lo indica, es la sede central de BBVA México. Se encuentra en el cuarto lugar de los rascacielos más altos de la Ciudad de México al tener una altura de 235 metros. Fue terminada en el segundo semestre de 2015 y posee 50 pisos, destinados, únicamente, a las oficinas corporativas de dicho banco.


Su estructura externa simula una especie de red, que, por las noches, es iluminada con diferentes patrones, los cuales pueden proyectar formas e imágenes como si fuera una pantalla gigante. De igual manera, posa en la esquina de la avenida Paseo de la Reforma y a la entrada principal al Bosque de Chapultepec, siendo parte del horizonte en el que se aprecian las cuatro torres más altas de la urbe.






Torre Mayor

Durante mucho tiempo, fue el rascacielos más alto de la capital mexicana y de toda Latinoamérica, con 255 metros de altura y 55 niveles, que son utilizados como oficinas. También, se encuentra en la avenida Paseo de la Reforma, donde, anteriormente, estaba el Cine Chapultepec. Fue inaugurada en el año 2003.


Cuenta con 98 amortiguadores sísmicos, como medida de seguridad ante los movimientos telúricos; 29 elevadores y escaleras de emergencia presurizadas; y en cada piso, hay unidades automáticas de aire acondicionado, sistemas mecánicos, eléctricos y de telecomunicaciones.






Torre Ejecutiva Pemex


Ubicada al poniente de la Ciudad de México, se coloca en el sexto lugar de los rascacielos más altos hasta el momento, con una altura de 211 metros. En 1984, era el edificio más alto de la República Mexicana. El Ingeniero Roberto Ramírez Guevara fue quien se encargó de su construcción, la cual comenzó en 1979; logró resistir el terremoto del 19 de septiembre de 1985 y el de 2017, por lo que se considera una de las edificaciones más resistentes y seguras del mundo.


Posee 51 pisos y un nivel subterráneo; asimismo, cuenta con 27 ascensores, de los cuales, diez son de alta velocidad, que pueden alcanzar los 2.5 metros por segundo, yendo del piso 1 al 18. Actualmente, se encuentra ocupada por 7 mil personas y, a pesar de contar con helipuerto, rara vez se utiliza debido a las fuertes corrientes de aire.


Torre Paradox


Se localiza en Santa Fe, una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México. Se trata de un edificio de 60 pisos, que tiene, aproximadamente, 75 mil m2 de construcción, con una altura de 196 metros. Es de uso residencial; aloja 337 departamentos y posee algunas amenidades, como áreas de convivencia social, cine, gimnasio, spa, zona de juegos infantiles, por mencionar algunas.


Comenzó a construirse en 2014 y terminó en 2018. El diseño fue trabajo de los despachos arquitectónicos Varabyeu Partners y Skidmore Owens & Merrill. La estructura se compone de tres torres, que forman una geometría lineal, con cierto grado de inclinación, cada una, y con diferente altura, lo que proyecta modernidad, calidez y comodidad.

¿Se atrevería a llegar hasta cima de cada uno de ellos?

Yorumlar


bottom of page